Tv

Un ‘arrunchi’ entre dos participantes del Desafío atrapó la atención de los espectadores

Zeta y Émily fueron los protagonistas de esta historia

Además de fuerza, resistencia, estrategia y ganas de victoria, en el Desafío de Box no faltan los momentos en los que la picardía toma partida y trascienden los intereses personales entre los protagonistas. En el capítulo de este lunes, 18 de abril, las pantallas de Caracol TV transmitieron el encuentro entre el llanero Zeta (capitán del equipo Beta) y la amazónica Émily (miembro original del equipo Gama).

La reunión privada entre ambos, se dio gracias a que Zeta obtuvo la victoria en el más reciente Desafío de Salvación y Castigo y logró ganarse las llaves del ‘Cubo’. El ‘Cubo’ es una lujosa casa a la que pueden ir dos participantes por ciclo (el que gana y el invitado); y representa un nuevo mecanismo con el que la producción premia las victorias de los participantes.

«Te invité porque eres una gran persona, una gran guerrera a la hora de combatir y me gustaría conocerte más como persona; tienes una sonrisa muy linda, y espero lo disfrutemos»; le dijo el llanero a la amazónica, quien ciertamente ha ganado cuatro de las competencias a muerte a las que la han sentenciado; lo que se deja en evidencia su fuerza, poder e inteligencia para superar las pruebas.

Luego, estando dentro de la bañera y con copas de champán en la mano, Zeta le dijo a Émily: «Quiero brindar por una buena amistad, por conocernos», pero inmediatamente al parecer a ambos les ganan los nervios y terminan riéndose sin parar y jugando con espuma; hecho que causó mucha gracia en el público, que así lo manifestó en redes sociales.

El mejor momento del encuentro llegó cuando al parecer, ellos pensaban que las cámaras no alcanzaban a grabarlos. La joven le preguntó «Dime la verdad de por qué me invitaste», a lo que él respondió «Tú lo sabes» y ella dijo: «Sé más conciso»; y fue entonces cuando el llanero -con sombrero puesto- le plantó un beso. Después las cámaras los captaron bajo las sábanas y él aseguró que invitaría «tres veces más» a la amazónica al famoso y anhelado cubo. Sin embargo, cuando pretendía marcharse se la cama para no incomodarla, ella le dijo: «Ahí estás bien. No me dejes sola».

Mientras todo esto ocurría, el resto de los desafiantes de los equipos de Beta, Alfa y Gama, especulaba sobre lo que podría estar pasando en el cubo; mientras unos decían que Émily es una joven tímida y que solo estaría buscando alianzas en pro de su equipo; otros recordaron que ambos manifestaron tener pareja fuera de la ‘Ciudad de las cajas’, cuando llegaron a la competencia.

No todo fue amor en este Desafío

Por otro lado, este capitulo también dejó un sinsabor, pues se registró la salida de Carballo; quien desde sus inicios en el reality se perfilaba como los más polémicos, pero también como uno de los más preparados desde el punto de vista mental y atlético. De hecho ya había superado otras dos pruebas a muerte pero en esta finalmente resultó derrotado por sus contrincantes Duván (Gama) y Samir (Beta).

Así las cosas, Carballo manifestó que lo mejor que le deja su paso por el Desafío The Box, con las personas que logró conocer y también demostrarse a sí mismo «que podía hacer muchas cosas que antes de venir aquí no creía ser capaz… Porque a veces me veo en el espejo y desconfío de mi físico, de como me veo y de qué tan fuerte puedo llegar a ser. Ahora sí me lo creo, es lo bonito que me dejó el Desafío, me demostró que hay muchas personas que creen en tí sin realmente conocerte».

Para despedirse mencionó otras emotivas palabras: «Me pido perdón a mi mismo porque tenía demasiados sueños y quizás no llegué a donde quería llegar. Le pido perdón a mi mamá, a mi papá, por si en algún momento no he sido el hijo que ellos quieren, pero espero que después de esto sea un gran comienzo para tener una familia real y ellos puedan ver y sentirse orgullosos por primera vez en la vida».