Salud

¿Tu acné no desaparece? Podrías estar cometiendo estos errores

Es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa.

De acuerdo con los expertos, el acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. Causa puntos blancos, puntos negros o granos. El acné es más común entre los adolescentes, aunque afecta a personas de todas las edades.

Hay tratamientos eficaces para el acné, pero el acné puede ser persistente. Los granos y erupciones cicatrizan lentamente, y cuando uno empieza a desaparecer, otros parecen aflorar. Según su gravedad, el acné puede causar sufrimiento emocional y dejar cicatrices en la piel. Cuanto antes inicie el tratamiento, menor será su riesgo de sufrir tales problemas.

Cuándo consultar al médico

«Si los remedios caseros no pueden eliminar el acné, consulta con tu médico de atención primaria. El médico puede prescribirte medicamentos más fuertes. Si persiste el acné o es grave, busca tratamiento con un médico que se especialice en la piel (dermatólogo o dermatólogo pediátrico)», asegura la Clínica Mayo, que es una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Para muchas mujeres, el acné puede persistir durante décadas, con brotes comunes una semana antes de la menstruación. Este tipo de acné tiende a desaparecer sin tratamiento en mujeres que usan anticonceptivos. En los adultos mayores, una aparición repentina de acné severo puede indicar una enfermedad subyacente que requiere atención médica. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) advierte que algunas lociones para el acné, desmaquillantes y otros productos de venta libre para la piel pueden causar una reacción grave. Este tipo de reacción no es común, así que no la confundas con el enrojecimiento, la irritación o la picazón que pueden producirse en las zonas donde te aplicaste medicamentos o productos.

Cuido mi piel, pero mi acné no desaparece. ¿Qué estoy haciendo mal?

Las personas con acné podrían ver mejores resultados si evitan estos errores comunes en el cuidado de la piel:

  • Usas productos aceitosos. Evita los productos cosméticos, los humectantes, los protectores solares y las bases para el acné grasosos o aceitosos. Son preferibles los productos a base de agua que no bloquean los poros (no comedogénicos).
  • Te olvidas de lavarte la cara todos los días. Las zonas problemáticas necesitan una limpieza suave con agua tibia y jabón suave. Lávate la cara dos veces al día y después de sudar.
  • No eres suave con la piel. Frotar la piel demasiado fuerte o usar productos fuertes como astringentes y máscaras puede empeorar el acné.
  • Te tocas la cara. Mantén las manos, el teléfono y el cabello lejos de la cara. El exceso de contacto puede provocar brotes.
  • Te tocas o explotas los granos. Hacer esto puede causar una infección o dejar cicatrices.