Trucos

Trucos que puedes poner en práctica para dormir mejor

Son muchos los factores que influyen en la alteración del sueño

Cumplir con un correcto ciclo del sueño y dormir bien, es de vital importancia para que el cuerpo pueda funcionar de manera correcta al día siguiente. Sin embargo, este proceso biológico de cada ser vivo se puede ver alterado por distintas razones; entre ellas el estrés, la preocupación y -entre otras cosas- los alimentos.

Cuando esto ocurre, se presenta lo que conocemos como insomnio, que fuentes como MedlinePlus lo definen como un trastorno que «afecta con mayor frecuencia a las mujeres que a los hombres. Puede tenerlo a cualquier edad, pero es más común en adultos mayores». Este portal especializado lo clasifica en tipos que son el agudo (común) y el crónico (que se extiende por más de un mes).

“Dormir menos de siete horas se asocia con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares que incluyen hipertensión e hipercolesterolemia; además de con una mayor inflamación que abruma los sistemas inmunes y antioxidantes del cuerpo”; dice la nutricionista Silvia López citada por La Vanguardia. 

«La falta de sueño no solo afecta a la persona con problemas para dormir. La fatiga ha sido vinculada con accidentes tanto leves como graves. El exceso de cansancio lleva a los errores humanos detrás de varias grandes catástrofes incluso el derrame petrolero de Exxon-Valdez y el accidente nuclear de Chernóbil. La falta de horas de sueño ha contribuido a numerosos accidentes aéreos», reseña MedlinePlus. 

Trucos para dormir mejor

Existe un truco que ponen en práctica los miembros de los ejércitos del mundo, ya que por las jornadas diarias que tienen, en muchas ocasiones les cuesta dormir. Así las cosas, lo que hacen es tratar de relajar todo su cuerpo, incluyendo los músculos de su rostro.

Por otro lado pero no menos importante, lo más común para dormir bien es darse un baño antes de ir a la cama de manera que el cuerpo se sienta liviano. Otras personas recurren a los sonidos relajantes, como por ejemplo los de la lluvia, una casada o fuente.

Aunque parezca inocente o poco efectivo, son muchos los testimonios que dan cuenta de que hacen conteos en la mente, ya sea ascendentes o descendentes, ayuda a conciliar al sueño. Del mismo modo a quienes logran acostarse tranquilos y descansar con la ayuda de velas aromáticas, o tomando aromáticas o té.

La alimentación también es importante

as gaseosas, sobre todo las negras, el café y el chocolate son los enemigos del sueño en horas de la noche; muestra de eso es que las personas suelen tomar una taza de café durante el día para mantenerse despiertas y que los médicos recomiendan no darle chocolates a los niños cuando se acerca la hora de dormir, pues de lo contrario no será fácil que lo hagan.

El helado es otro de los alimentos que no se deben consumir de noche por su alto contenido de azúcar, ácidos grasos y sustancias añadidas. Lo propio ocurre con el queso, en especial para las personas que son intolerantes a la lactosa. Tampoco se recomiendan los condimentos muy fuertes y todo aquello que tenga picante, ya que puede generar ardor estomacal y esto a su vez un malestar que retrase el inicio del ciclo del sueño.