Trucos

Trucos para saber qué no hacer para no dañar las uñas

LAS UÑAS SON MÁS QUE LO SUPERFICIAL

Las uñas, tanto de las manos como de los pies, pueden parecer una parte superficial del cuerpo que no tienen ninguna utilidad más que crecer, caer y volver a crecer en la punta de los dedos. Pero lo cierto es que como cada una de las partes de los humanos, estas tienen una función específica.

Las uñas tienen la responsabilidad de proteger los tejidos blandos y los huesos que conforman los dedos, los cuales tienen un sinfín de terminaciones nerviosas que son muy fácil de resultar afectadas por factores externos. Dichas terminaciones se encargan de mantener la capacidad de percibir el dolor y la temperatura.

SIEMPRE EN BUEN ESTADO

Por lo antes expuesto, es muy importante mantener las uñas en buen estado, pues es la única manera de mantener a salvo las manos y los pies y todo lo que ellos implican. Estas, al igual que otras partes del cuerpo, pueden estriarse, encarnarse, separarse por capas, presentar hongos, tomar un color amarillento, mancharse de blanco o micromutar.

Según el portal web Aprende Institute, la micromutación de uñas son «líneas opacas o manchas con tonos morados que aparecen por golpes o presiones sobre la uña, suelen ocurrir cuando la uña se golpea o daña. El cuerpo puede reparar esta falla de forma progresiva al restaurar la placa ungueal que se encuentra sobre la piel».

1 2 3Página siguiente