Salud

Tres enfermedades que pueden pasar desapercibidas pero generan daño

El diario vivir suele hacer la personas confundan afectaciones de salud con ataques de rutina

Entre el sinfín de dichos que existen dentro del argot popular, hay uno que dice que «el cuerpo es el templo» y ciertamente lo es, pero es un templo que hay que cuidar mucho porque son muchas las enfermedades que pueden atacarlo y hacer que su funcionamiento no sea optimo.

Aunado a eso, las personas suelen ignorar las señales que envía el organismo de que algo no está marchando bien, o tal vez las confunden con los achaques que se puedan presentar como parte de la cotidianidad; pero hay que tener en cuenta que aunque estos parecen inofensivos, cuando se dejan acumular sin solución, pueden traer conclusiones negativas.

En este sentido, te contaremos tres enfermedades que suelen ser silenciosa y pasan desapercibidas, para que prestes mucha más atención y en caso de padecerlas, puedas recibir un diagnóstico temprano y un tratamiento que sea efectivo y breve.

Enfermedades silenciosas

La osteoporosis: esta afectación hace «que los huesos se debiliten y se vuelvan quebradizos, en tal medida que una caída o incluso una leve tensión, como agacharse o toser, pueden causar una fractura. Las fracturas por osteoporosis ocurren con mayor frecuencia en la cadera, la muñeca o la columna vertebral. El hueso es tejido vivo que se descompone y se reemplaza constantemente. La osteoporosis ocurre cuando la generación de hueso nuevo es más lenta que la pérdida de hueso viejo», según reseña MayoClinic en su portal web. 

Dos de sus síntomas silenciosos son la postura encorvada y el dolor de espalda constante; ya que ambos son el resultado de que hay algo en el sistema óseo que no marcha como debe hacerlo.

«Afecta a hombres y mujeres de todas las razas, pero las mujeres blancas y asiáticas, especialmente las mujeres mayores posmenopáusicas; son las que corren mayor riesgo. Los medicamentos, la dieta saludable y los ejercicios con peso pueden ayudar a prevenir la pérdida ósea o a fortalecer los huesos débiles», dice la fuente.

Hígado graso por alcohol: «se debe al alto consumo de alcohol. Su hígado descompone la mayor parte del alcohol que bebe para que sea eliminado del cuerpo; pero el proceso de descomposición puede generar sustancias dañinas. Estas sustancias pueden dañar las células del hígado, provocar inflamación y debilitar las defensas naturales del cuerpo. Cuanto más alcohol usted bebe, más daña su hígado. La enfermedad del hígado graso por alcohol es la etapa más temprana de la enfermedad del hígado por el alcohol (o hepatopatía alcohólica). Las siguientes etapas son la hepatitis alcohólica y la cirrosis», dice MedlinePlus. 

El mayor peligro de esta enfermedad radica en que no emite señales de alarma; pero un indicio puede ser el cansancio perenne y las dolencias en la parte derecha del pecho. A esto hay que prestarle especial cuidado ya que cuando este órgano no funciona correctamente: se generan infecciones, se alteran los funcionamientos del flujo sanguíneo, entre otras cosas.

Chagas: MedlinePlus la define como «una afección que puede causar problemas serios al corazón y estómago. Es una enfermedad parasitaria común en Latinoamérica; especialmente en áreas rurales y de escasos recursos. También se encuentra en los Estados Unidos, más a menudo en personas que se infectaron antes de llegar al país».  Entre sus síntomas están la fiebre, la fatiga, el dolor de cuerpo, dolor de cabeza y la pérdida de apetito.