Estilo de vida

Tome apuntes: ejercicios para tapar las ojeras y las bolsas en los ojos

El cuidado tanto de la piel como de otras partes del cuerpo es suma importancia y mayor aún si del rostro se trata. Existe un inconveniente llamado ojeras que suele ser muy frecuente debajo de los ojos de las personas por muchos factores, uno de ellos es el cansancio y el no poder dormir bien.

Esta mancha negra es muy diferente a un moretón  alrededor de un ojo por una lesión, o enrojecimiento e hinchazón causados por una infección. Sin pensaba que para esto no había cura está muy equivocado porque acá le daremos unas recomendaciones para que mejores ese aspecto si lo está padeciendo.

 De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, indica que las ojeras están a flote casi siempre por el cansancio.

Precisaron que lo que parecen ser círculos oscuros , pueden ser  las sombras de los párpados hinchados.  También pueden ser los huecos bajo los ojos que aparecen como una característica normal del envejecimiento.

Otras de las causas más frecuentes de los verdaderos círculos debajo de los ojos son alergias; dermatitis atópica (eccema); dermatitis de contacto; fiebre del heno (rinitis alérgica); factor hereditario; irregularidades en el pigmento de la piel; frotarse o rascarse los ojos; la exposición al sol, que hace que el cuerpo produzca más melanina; el pigmento que le da color a la piel; cambios en la piel que ocurren con el envejecimiento.

Para hacerle frente a esta situación el portal Salud 180 reveló algunos ejercicios para reducir las ojeras y bolsas. El primero consiste en dar palmaditas suaves y rápidas alrededor de los ojos, en la frente, nariz y pómulos.

Para el segundo ejercicio se debe estirar la piel desde las ojeras hacia las orejas con las yemas de los dedos índices.

El tercer ejercicio consiste en acostarse en la cama, pero los hombros deben quedar en el borde para que la cabeza cuelgue y de esta forma se levanta la cabeza para llevarla a la barbilla durante diez segundo.

La penúltima recomendación es cerrar los ojos unos segundos, después, abrirlos y levantar las cejas por diez segundo.

Finalmente, se sugiere cerrar los ojos y moverlos hacia todas las direcciones (arriba, abajo, izquierda y derecha) durante diez segundo.

 Hay que señalar que las ojeras hundidas son las más difíciles de eliminar, pero Mayo Clinic indicó que estas responden bien a tratamientos simples y económicos, como:

  • Frío. La dilatación de los vasos sanguíneos debajo de los ojos puede contribuir a las ojeras. Ponerse una compresa fría, una cucharita fría o una bolsa de guisantes congelados envuelta en un paño suave en la zona ayuda a que estos vasos sanguíneos se contraigan.
  • Más almohadas. Elevar la cabeza con dos o más almohadas para evitar la hinchazón que aparece cuando se acumulan fluidos en los párpados inferiores.
  • Dormir más. Si bien dormir poco no es la causa de las ojeras, la falta de sueño puede hacer que la piel se vea más pálida y, por lo tanto, que las sombras y las ojeras que ya se tienen, se vuelvan más evidentes.