Trucos

Todos los platillos que puedes preparar con harina de trigo

UN AMIGO BRILLANTE EN LA COCINA

El harina de trigo no puede faltar en la alacena de una casa, porque es verdaderamente muy versátil y además muy nutritiva. Con su consumo le estás aportando al cuerpo proteínas de origen vegetal, así como también hidratos, carbono, ácido fólico, vitamina B6 y minerales, como el magnesio, el potasio o el zinc.

El detalle con este elemento es que su preparación puede ser un poco complicada si eres novato haciendo el proceso, ya que esta harina, a diferencia de la de maíz, fácilmente se puede tornar y viscosa y pegarse en tus manos. Si esto ocurre, no tendrá la consistencia deseada y el resultado de los platillos no será el mismo que tienes en tu mente.

MANERA CORRECTA DE PREPARLA

Las mamás expertas puede que la hagan a ojo, pero si eres de los que van comenzando a experimentar en la cocina, necesitarás algunas instrucciones y para no causarte confusión, trataremos de dártelas en palabras coloquiales para que lo entiendas a las perfección.

De la cantidad que tengas de harina de trigo, añade un poco menos de la mitad de agua, si ves que aún sigue muy seca échale un poco más, literalmente gota a gota, porque si te pasas de líquido perderás todo. A la mezcla agrégale un chorrito de aceite vegetal y una pizca de sal y amasa. Cuando esté homogénea y no se pegue entre los dedos, déjala reposar por 10 minutos, tapada con un paño de cocina.

1 2 3Página siguiente