Limpieza

¿Tienes joyas de diamantes? Aprende estos consejos para limpiarlas

Las joyas de diamantes son piezas exquisitas y resistentes que nos pueden acompañar toda la vida y es bueno tener un ritual de limpieza para cuidarlas.

Las joyas y diamantes son piezas exquisitas y resistentes que, gracias a su valor y su material, nos pueden acompañar toda la vida, pero eso no significa que no tengamos que hacer algún ritual de limpieza para mantener cada joya brillante y con el mejor aspecto posible para que, cuando decidamos usarlas, se vean relucientes y no sean unas joyas que pasen desapercibidas.

Hay joyas con un valor sentimental muy importante, como por ejemplo un anillo de compromiso, pues representan un momento trascendental en la vida de una persona, por eso es importante su cuidado, ya que una joya de diamante es más que un pedazo de belleza con valor. En este artículo te dejaremos algunos consejos y tips que puedes poner en práctica para limpiar y cuidar sus prendas.

Echa un vistazo: Un tesoro en casa: conoce todo lo que puedes hacer con el papel aluminio 

Recordemos que, si bien un diamante es una piedra con gran capacidad de resistencia y durabilidad, además de preciosa, también es sensible a algunos daños con el paso del tiempo como pérdida de brillo o algunas grietas en sus puntas, además la base donde yace la piedra también debe cuidarse para que no se deteriore.

Consejos para limpiar tus joyas de diamantes

Asegúrate de tener las manos limpias: Parece un consejo menor, pero en realidad tener las manos limpias antes de tomar tus joyas es una recomendación muy importante, ya que tus manos acumulan mucha grasa durante todo el día, lo que se convierte en sucio cuando tomas tus piezas de diamante y esto puede ocasionar la pérdida de brillo de tus joyas. Así que, de ahora en adelante, lávate las manos antes de tomar tus prendas. Asimismo, te recomendamos no tocar las joyas a cada rato.

Haz una limpieza regular de tus joyas: Este es un consejo muy importante para que tus joyas de diamantes se mantengan brillantes y preciosas durante muchos años. Lo primero que debes tener claro es si tu pieza tiene uno o varios tipos de piedras, así como la diferencia de sus tamaños, sean o no sean diamantes. Para el caso de las joyas de diamantes, la recomendación es limpiarlas dos veces a la semana, para ello, vierte un poco de jabón suave en un poco de agua tibia e introduce las joyas de diamantes durante 20 minutos. Si quieres reforzar la limpieza, aplica cuatro gotas de amoníaco. Una vez cumplido el tiempo, pasa un cepillo de cerdas suaves por la piedra y listo, habrás cumplido tu rutina de aseo.

Otros tips de limpieza para tus joyas

No te coloques las joyas con la piel mojada: Este es un error que cometen muchas personas, por eso es hora de que aprendas a que no debes colocarte tus joyas con la piel mojada, por el contrario, debes esperar que tu piel esté seca antes de usar tus joyas de diamante, pero no solo piel seca de agua, sino de perfumes, cremas, maquillaje o fragancias que te eches en tu cuerpo, pues corres el riesgo a que se ensucien, se engrasen y pierdan poco a poco su brillo.

No utilices tus joyas todo el tiempo: Las joyas de diamantes son preciosas y se ven divinas, pero no por eso debes usarlas todo el tiempo, por el contrario, debes quitártelas para ciertas actividades como, por ejemplo, para bañarte, para ir a la piscina, a la playa, al río o de paseo a la montaña, porque, además de que puedes extraviarlas, el salitre de algunos de estos lugares, o los químicos, la tierra, entre otros, pueden dañar el brillo de tus piezas o deteriorarlas debido a los ambientes a los que se exponen.