Salud

Tenga en cuenta: cómo dar antibióticos a los niños según expertos

Wow Revista muestra recomendaciones que deben tener en cuenta muchos padres.

Wow Revista te muestra algunas recomendaciones que deben tener en cuenta muchos padres primerizos (y también algunos con experiencia) que no tienen muy claro cómo administrar los medicamentos a sus bebés o niños pequeños. Según expertos, el secreto es estar convencidos de que el niño necesita el medicamento. Un niño puede percibir cualquier duda que tengas, lo cual hará que se resista a tomar el medicamento, sin importar lo que hagas.

El doctor Gilberto Rosero Morla, pediatra en Guayaquil, la mayoría de las enfermedades infecciosas en el mundo son producidas por virus de diferentes tipos, y que tienen su ciclo, por tanto, no necesitan antibióticos para su eliminación. “A veces, estas infecciones traen complicaciones bacterianas, y allí sí es necesaria la antibioticoterapia”, explica.

En ese sentido, el galeno sugiere que lo ideal es tener un criterio médico y basado en exámenes clínicos y experiencia para administrar un antibiótico, a la dosis correcta y durante el tiempo necesario. Por su parte, otros expertos indican que el médico autorizado para prescribir antibióticos a los niños es el pediatra, quien le dará a la familia la pauta de las dosis y el tiempo en el cual administrarlas, así lo expresa la doctora Jaira Hidalgo Vásconez, especialista del Hospital Pediátrico Milenial Kids, en Quito.

Niño enfermo
Fuente: Pixabay

Recomendaciones para dar antibióticos a los niños

En consecuencia, la médica pide tomar en cuenta varios factores: entre esos siempre que compre un fármaco, revise el tiempo de caducidad, que sea amplio. “A veces nos podrían vender fármacos próximos a caducar o incluso ya expirados”, dice Hidalgo. Una vez abierto, este granulado no debe ser simplemente “guardado” para su posible uso en infecciones posteriores, advierte la farmacéutica alemana Gabriele Röscheisen-Pfeifer.

Te puede interesar: Acá las frutas más saludables y recomendadas por expertos

-Prácticamente todo antibiótico pediátrico, sea que venga en líquido o en polvo, viene sujeto a preparación. En el empaque viene señalado cómo diluirlo. En el caso de los polvos, se mezclan con agua embotellada purificada o hervida, que se haya enfriado por completo, no tibia. “Se añade el agua hasta la marca y se agita hasta que se disuelva el producto. Esta preparación nunca puede mezclarse con jugo. “En todo caso, si el niño no tolera el sabor, puede darle después del medicamento unos sorbos de jugo”, aseguró Jaira Hidalgo.

-De acuerdo con la experta, cada vez que vaya a darle el medicamento al niño, agite el líquido nuevamente, o podría estar dándole un contenido superficial, porque el producto tiende a asentarse en el fondo. Los tiempos de administración suelen ir de siete a diez y catorce días, así que «mantenga el antibiótico en refrigeración. Si lo deja al ambiente, a los siete días le tocará hacer recambio de frasco, ya que los azúcares a temperatura ambiente promueven el crecimiento bacteriano. Póngalos en la puerta del refrigerador, en una caja para que no tenga contacto con los alimentos, así durará de siete a diez días, sin problemas y sin efectos adicionales”, aconsejó la pediatra, quien además pide limitarse a la fracción del medicamento que le dio el médico. «La cuchara que viene con el producto se presta a inexactitud».

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -