Salud

Té de hiervas puede prevenir ciertos tipos de cáncer

Las infusiones han sido utilizados como remedios caseros durante siglos. Depende de su tipo puede tener propiedades antivirales y antinflamatorias o estimular el sistema inmunológico.

Muchas historias han emergido entorno al origen de una de las bebidas más antiguas del mundo, el Té. Algunos se lo han atribuido a China en en el año 2.737 a.C, otros a Japón y no falta los que digan que en India. A pesar de que ninguna de estas teorías se han podido comprobar de lo que si se ha logrado encontrar evidencia es que en el siglo XXVII en China ya la gente bebía te.

El Té tiene el número 2 en la lista de las bebidas más consumidas del mundo, por encima del café, la cerveza y la Coca-Cola. Y a diferencia de estás, que son altamente dañinas para el cuerpo, el té tiene numerosos beneficios para la salud de sus consumidores por todas las propiedades curativas que presentan.

Según estudios realizados por Harvard, se consideran medicinales debido a los penifoneles, que son antioxidantes específicos que contienen las infusiones, por lo que pueden «estimular el sistema inmunológico, combatir la inflamación, promover la salud cardiovascular e incluso prevenir el desarrollo de ciertos tipos de cáncer».

«A pesar del nombre, el té de hierbas en realidad no es «té», ya que estas bebidas generalmente no contienen las hojas o los brotes de las hojas de las plantas de té. Las tisanas se elaboran a partir de tisanas, que son mezclas o infusiones de frutos secos, flores, especias o hierbas en agua» explica el estudio publicado por Harvard Health Publishing, en el que también especifican que aunque han sido remedios naturales durante siglos es importante consumirlos con «moderación y aprobación médica».

La publicación hace referencia a los tés de jengibre, hibisco y manzanilla los cuales son considerados los más saludables.

Jengibre

Contiene el antioxidente gingerol y pequeñas cantidades de vitamina B3 y B6, hierro, potasio y vitamina C. «Una revisión sistemática reciente de los efectos del jengibre en la salud humana respalda su capacidad para ayudar a tratar una variedad de dolencias, como la función gastrointestinal, el dolor, la inflamación, los síndromes metabólicos y más» explica el informe.

Sin embargo, por su capacidad de retrasar la coagulación se considera altamente peligroso para las personas con problemas de circulación o que hayan sido sometidos recientemente a cirugías.

Hibisco

Este té se forma a partir de los cálices, parte de la planta que protege la flor y «tiene pequeñas cantidades de potasio, calcio, magnesio y otros minerales». Entre los beneficios que ofrece esta bebida se encuentra su poder antiviral, que es capaz incluso de combatir algunas cepas de gripe aviar. Además, reduce la presión arterial y disminuye los niveles de colesterol LDL y triglicéridos malos.

Manzanilla

Esta infusión contiene antioxidantes flavonoides y vitaminas y minerales, como potasio, calcio, caroteno y ácido fólico. Generalmente, las personas lo consumen como un calmante antes de ir a dormir pero sus beneficios son tan amplios que pueden hasta ofrecer protección contra algunos tipos de cáncer. Asimismo, reduce las enfermedades cardíacas y retrasa la pérdida ósea causada por la edad. Tiene propiedades antiflamatorias y ansiolíticas.

«Evite los tés de hierbas que contengan azúcar agregada y otros aditivos. El té de hierbas no debe usarse como sustituto del tratamiento médico» recomiendan en la investigación.

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -