Trucos

¡Sin ayuda de expertos! Elimina el olor a quemado de tu horno

Recuerda que es el lugar de donde salen los más exquisitos platillos

El horno es el paraiso de cualquier repostero o repostera; también es el aliado de las madres y demás miembros de la familia, cuando se aventuran a hacer platillos especiales como una lasaña, un pastel de plátano, de atún o cualquier otro elemento.

En este espacio de la estufa suelen entrar distintos tipo de productos, cada uno con un olor diferente, y alguna que otra vez algunas de las preparaciones podría quemarse un poco. Estos dos factores hacen que al ser el horno un sitio completamente cerrado, adquiera ese aroma a ahumado o quemado que puede penetrar futuras preparaciones.

Aquí te contaremos como disipar ese aroma, para que puedas tener un honor siempre limpio, para poder hacer las mejores y más sabrosas preparaciones y dejar boquiabiertos a los miembros de tu familia o a amigos que te puedan visitar eventualmente.

Truco para que tú mismo limpies tu horno

  1. Haz una mezcla con el jugo de dos limones, vinagre blanco, y bicarbonato de sodio; luego viértela en un recipiente cuya tapa sea un rociador. Esparce la mezcla por todas las paredes del horno de manera generosa, que queden bien empapadas y luego potencia agregando otro poco de bicarbonato en polvo.
  2. Deja actuar lo anterior por un día aproximadamente, luego retira la mezcla con un trapo untado con vinagre y limón. Después da el toque final con agua caliente y deja el horno abierto durante un día para que seque plenamente.

Otro aspecto importante que debes mantener limpio en la cocina

Papel, polvo, cartón, desechos de comida, entre otras cosas, hacen todos los méritos para que un bote de basura comience a expender un mal olor que si se hace muy potente, podría abarcar toda la casa. Si esto no se trata podría lograr que la permanencia en el sitio no sea ni agradable ni cómoda, por lo que es necesario que se tomen cartas en el asunto.

Existen diversos trucos para subsanar esta situación, pero lo ideal es que trates que los desechos no permanezcan por tiempo prolongado dentro de la vivienda; sino que los saques hasta donde los recoge el camión, siempre respetando los días y horarios de la zona donde vives, para que haya contaminación ni olfativa ni visual.

Bicarbonato de sodio: este es el elemento rey de la limpieza, pues sirve para un montón de cosas en lo que a tareas del hogar respecta. Solo bastan con que esparzas un poco de este polvo dentro del bote y los olores serán neutralizados.

Agua con alcohol: esta mezcla ayudará con el olor pero también evitará que las moscas y los mosquitos lleguen al bote o bolsa para merodear los desechos. Aplícalo de la misma forma que el truco anterior.

Leer más sobre esta artículo haciendo clik AQUÍ.