Salud

¿Sabías qué la avena tiene benéficos para el cuerpo? Así se prepara

La avena es un cereal muy rico y nutritivo para el cuerpo humano. Está compuesto de proteínas, vitaminas y minerales que son esenciales para un buen desarrollo en las rutinas del día a día. Es fundamental para el cuerpo que necesita tener las energías necesarias para cumplir con las actividades cotidianas.

La avena es un cereal con un importante número de propiedades que la convierten en gran aliada de la salud. Brinda al organismo hidratos de carbono de absorción lenta, fibra, proteínas, vitaminas y minerales.

De acuerdo a la Fundación Española de la Nutrición (FEN) este cereal  pertenece a la familia de las gramíneas. Sus semillas son ricas en proteínas, vitamina E y del complejo B como tiamina, riboflavina, vitamina B6 y ácido fólico, ácido fítico, fibra, betaglucanos, zinc, calcio, hierro, fósforo, magnesio, grasas insaturadas o también conocidas como grasas buenas. Además, es una importante fuente de antioxidantes.
Expertos recomiendas incluir una porción diaria en el plan de alimentación. En el caso particular de la avena cruda, puede ayudar a bajar el colesterol malo, controlar los niveles de azúcar en la sangre y bajar la presión arterial.
Según un estudio publicado por la Universidad de Oxford en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la avena entre sus beneficios  ayuda a regular los movimientos intestinales y a mantener el peso adecuado.
La avena da energía

También es conocida por tener una fuente alta de carbohidrato. Son clave para proveerle energía al cuerpo. Promueve la salud de los nervios y es considerada un alimento clave para la longevidad, ya que sus fitonutrientes y ácidos grasos le permiten al cuerpo luchar contra las enfermedades crónicas.

Un estudio publicado en la revista Nutrition Reviews, sugiere que consumir avena en agua una hora antes de ingerir alimentos puede ayudar a reducir los niveles de glucosa en la sangre de manera significativa, debido a que evita que el cuerpo secrete mucha insulina en periodos cortos de tiempo.

¿Cómo prepararla?

Para preparar el agua de avena solo se requiere de un vaso de agua, una cucharada de hojuelas de avena y miel o azúcar orgánica y canela. Se coloca la avena en el agua y luego el endulzante y se deja reposar toda la noche y al día siguiente se puede beber en la mañana. Si la persona quiere más porciones, solo multiplica las cantidades de los ingredientes.

Otra manera fácil para disfrutar

Otra forma de elaborarla es con tres tazas de agua, una de copos de avena y cuatro cucharaditas de miso de cebada. Se hierve el agua sola, se retira del fuego, se añaden los copos de avena y se deja en remojo durante 30 minutos. Luego se adiciona la cebada y se mezcla bien y ya quedará lista para consumir. Si la persona desea puede filtrarla y pasarla a un recipiente de vidrio.

Qué esperas y pon en práctica este cereal en tus comidas. Ya vimos, gracias a los expertos, los beneficios que trae para la salud.