Limpieza

¿Quieres vasos de cristal como nuevos? Acá el secreto con arroz y vinagre

En la cotidianidad debemos buscar alternativas para recuperar los objetos que tenemos en las casas. Por ese motivo, debemos ser recursivos para que la economía no se vea reflejada de mala manera con un golpe en el bolsillo. La idea es restaurar los que se tiene y verás que queda como nuevo. En este caso hablaremos de los vasos de cristal.

Con una serie de consejos y recomendaciones que se pongan en marcha a cabalidad verás los resultados de manera inmediata. Limpiar objetos de cristal no es tan sencillo. A menudo salen del lavavajillas con manchas de agua y, a menudo, tienen rincones y recovecos que son difíciles de alcanzar, pero acá te diremos que hacer.

A lo mejor siempre uses agua y jabón para limpiar los vasos de cristal, pero acá te aconsejamos que sigas usando la misma combinación agregándoles vinagre y una taza de arroz crudo. Te darán cuenta que los resultados son impresionantes.

Los pasos a seguir

Coloca el arroz, el jabón, el vinagre y el agua en el vaso que vas a lavar hasta arriba. Pon tu mano en la abertura del vaso o tapa la botella y agita bien. El arroz quita la suciedad del vaso. Repita el procedimiento en el caso de que lo considere necesario. Luego enjuagas el vaso y lo dejas secar.

Lea también: ¿Dolor de espalda? Mira lo que puede estar pasando con tu columna

Este procedimiento funciona porque el arroz es tan pequeño que entra en cada rincón que pueda tener el recipiente. De esa manera arranca todo el sucio que pueda estar pegado en esas áreas. Si el recipiente está muy agrietado es recomendable no agitarlo. Limítese solo a dejar el vaso lleno con los productos toda la noche y al día siguiente verás los resultados.

Más recomendaciones

Los trucos no solo quedan acá. Existen otras recomendaciones que puedes poner en práctica para que tu cristalería luzca como nueva.

La sal y el limón: tomas un limón lo parte por la mitad y le aplicas sal en gran cantidad. Luego frote el limón por todo el vaso o copa de manera energética, pero con cuidado para no partir lo que se limpia.

Después de haber impregnado el vaso, echa otra pizca de sal y esperécela por toda la superficie interior. Vuelve a frotar para que la sal termine de eliminar toda la película de cal que se ha creado en el interior del vaso.

Acá se aconseja el uso de un cepillo de dietes para que veas que la efectividad es mayor. Los hilitos del cepillo son tan pequeño que pueden entrar a cualquier zona del cristal.

También se puede usar el bicarbonato de sodio: para usar este producto es necesario echar dos cucharadas generosas del producto en lo que se desee limpiar. Luego coloca una cucharada de sal y añade agua caliente. Deja que la mezcla actúe unos 30 minutos.

Poco a poco, la fórmula irá eliminado toda la cal de las paredes del vaso. No olvides lavarlo con jabón y agua antes de secarlo.