Hazlo tu mismo

Que ablandar la carne de res no sea un desafío: aprende a hacerlo

FACILITA EL TRABAJO EN LA COCINA

Ciertos cortes de carne de res hacen un tanto complicada la labor en la cocina, ya que suelen ser bastante duros y es muy difícil prepararlos, cocerlos y sobre todo comerlos. La costilla, por ejemplo, es de los más duro que se puede extraer de las receses, pero a la vez con un sabor exquisitos para muchos, razón por la que no la dejan de consumir.

Así las cosas, si eres amante de cocinar y preparar platillos deliciosos para tus familiares y amigos, y escoges la carne de res como la proteína protagonista, es importantes que sepas cómo ablandarla, para que no se te convierta la cosa en un dolor de cabeza que te cause estrés.

LA ESTRATEGIA DEL GOLPE SÍ FUNCIONA

Exceptuando a la costilla, la mayoría de los cortes de carne de res que son pulpa más que hueso, se ablandan fácilmente dándoles golpes, por eso es que en muchas cocinas -sobre todo de Suramérica- se acostumbra tener a la mano una piedra o un martillo exclusivamente para golpear las presas antes de cocinarlas. Lo que harás con esta práctica es romper las fibras que hacen que la proteína sea dura.

Del mismo modo funciona cortar la carne en trozos, o abrir algunas hebras en diagonal de manera oficial, sin atravesarla por completo, ya que con esta el calor penétrala la proteína y se cocina dejándola mucho más tierna que si no tuviese los cortes.

1 2SIGUIENTE➜