Estilo de vida

Protege tu piel y tu cabello después de un baño en el mar

EL SOL Y LA SAL EN EL MAR

El mar es uno de los lugares más lindos del mundo en lo que a espacios naturales respecta; aporta tranquilidad, relajación, desconexión, entretenimiento y para algunos resulta apto como un espacio para ejecutar la meditación. El plan para ir al mar puede ser el más anhelado por grandes y chicos, pero es necesario evaluar los pro y los contra.

Por muy maravilloso que sea, hay que saber que un paseo al mar representa una exposición muy fuerte al sol y a la gran cantidad de sal que compone el agua, lo cual se suma a la rigidez de la arena. Todo eso junto puede causar irritación en la piel y resequedad en el cabello. OJO, con esto no te decimos que ir al mar es malo, sino que debes estar preparado para que después del paseo le des a tus tejidos corporales el tratamientos que necesitan.

LA SAL EN EL CABELLO

Expertas del blog Pelilargas.com, dicen que «la sal, aunque sea un componente natural del agua del mar y no sea tan agresiva como el cloro, también puede dañar tu cabello. Es cierto que la sal marina tiene algunos beneficios para el pelo gracias a sus sales minerales, pero una exposición del cabello durante mucho tiempo al agua del mar puede causar deshidratación y resecarlo en exceso».

Asimismo indican que «exponiendo nuestro cabello al cloro y a la sal, haremos que se vuelva más apagado y quebradizo y, si además de eso, tu pelo de por sí ya estaba expuesto a hábitos dañinos como tintes químicos abrasivos o uso excesivo de aparatos eléctricos como planchas, el daño será más intenso».

1 2 3Página siguiente