Estilo de vida

Propiedades y beneficios de la caléndula 

Puede ser un aliado ideal para las lesiones cutáneas

La caléndula es una de las tantas hierbas cuyas propiedades son ricas para la vida y que por ende no pueden faltar en la despensa de las familias. Expertos la definen como la «planta maravilla», la cual «es originaria de Asia y el sur de Europa y se ha utilizado tradicionalmente en los sistemas de medicina ayurvédica y Unani».

MedlinePlus dice que «los químicos de la caléndula pueden ayudar a que crezca tejido nuevo en las heridas y a disminuir la hinchazón en la boca y la garganta».

Uno de los casos en los que más se utiliza este remedio natural, es en las heridas que se generan en las encías; ya que estas suelen tardar en cicatrizar, sobre todo cuando el cuidado que se le da no es el idóneo. Puede ocurrir en los casos en los que se realiza una gingivectomía, también conocida como recorte o disminución en encías.

Ciertamente dice la fuente que «la flor de caléndula se usa comúnmente para heridas, erupciones cutáneas, infecciones, inflamación y muchas otras condiciones».

Recomendaciones y advertencias sobre su uso según MedlinePlus 

Embarazo: No tome caléndula por vía oral si está embarazada. Probablemente no sea seguro. Existe la preocupación de que pueda causar un aborto espontáneo. También es mejor evitar el uso tópico hasta que se sepa más.

Lactancia: No hay suficiente información confiable para saber si la caléndula es segura de usar durante la lactancia. Manténgase en el lado seguro y evite su uso.

Alergia a la ambrosía y plantas relacionadas: La caléndula puede causar una reacción alérgica en personas sensibles a la familia Asteraceae / Compositae. Los miembros de esta familia incluyen ambrosía, crisantemos, caléndulas, margaritas y muchos otros. Si tiene alergias, asegúrese de consultar con su proveedor de salud antes de tomar caléndula.

Otros tips para aplicar en casa: la pasta 

Es bien sabido que para hacer un pasta, cualquiera que sea su presentación, es necesario hervirla por unos minutos hasta que esté al dente; y la mayoría de las veces (por no decir que todas) la pasamos por un colador una vez esté lista, y el agua la desechamos.

Pero hay que saber que en la cocina casi todo lo que parece «un desecho», puede tener un uso. Pasa con las conchas de frutas y verduras, con las cáscaras de huevo y también con el agua que resta después de hervir la pasta; por eso acá te daremos datos y recomendaciones para que no la botes y puedas aprovecharla.

El almidón y todo aquello que desprenden las pastas cuando están hirviendo, hacen que el agua se convierta en un líquido rico en minerales; que puede servir dentro de la misma cocina, para tratamientos capilares, vitalizar las plantas y hasta para despercudir paredes.