Estilo de vida

Prescindir de los aparatos electrónicos por la noche ayuda a conciliar el sueño

Un colchón cómodo, una habitación fresca, controlar los sonidos y la luz y establecer un horario para dormir ayudan a eliminar los problemas del sueño.

El sueño ​es una función natural del cuerpo humano. Es considerada una de las más importantes y con mayor necesidad. En el transcurso de la vida todo el mundo ha presentado problemas para conciliar el sueño en algún momento de su existencia. Sin embargo, cuando esos problemas se presentan de manera repetitiva, pueden interferir con sus actividades diarias e incluso con su salud.

Los inconvenientes al conciliar el sueño pueden deberse a los eventos de la vida cotidiana, estrés, trabajo, estudios, responsabilidades, entre otras, pueden hacer estragos a la hora de dormir. A algunos les puede costar dormirse como otros puedes presentar interrupción en el sueño y luego se les dificulta para volver a dormir.

Esto es lo que conocemos como Insomnio, que según MayoClinic «es un trastorno del sueño frecuente que puede causar dificultad para conciliar el sueño (quedarse dormido) o mantenerlo, o puede hacer que te despiertes demasiado temprano y no puedas volver a dormirte. Es posible que sigas sintiéndote cansado cuando te despiertes. El insomnio no solo puede minar tu energía y estado de ánimo, sino que también puede afectar tu salud, desempeño laboral y calidad de vida».

La fuente dice que algunos de los motivos por los cuales aparece el insomnio, son «las preocupaciones relacionadas con el trabajo, la escuela, la salud, las finanzas o la familia, ya que estas pueden mantener la mente en actividad durante la noche». Agrega que además, «el insomnio crónico puede estar asociado con enfermedades o con el uso de determinados fármacos. El tratamiento de la enfermedad puede ayudar a mejorar el sueño, pero el insomnio puede persistir después de la mejoría de dicha enfermedad».

Algunas recomendaciones para mitigar este padecimiento según Medline Plus, es establecer un horario para dormir, es decir, intentar dormirse y despertarse todos los días a la misma hora para que el cerebro se acostumbre a prepararse para el sueño. Asimismo, aconsejan que cuando ocurran las interrupciones salirse de la cama para que no se «convierta en un lugar que provoque estrés».

«Haga algo tranquilo y relajante como leer un libro. Esto también puede ayudar a distraerlo del hecho de que no está durmiendo. Cuando se sienta somnoliento, regrese a la cama» propone el servicio informativo de salud. Aclarando, además, que la habitación representa un punto predominante en la calidad del descanso», dice.

En este sentido, el servicio producido por la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, indica que los aspectos a considerar en la habitación son: mantener un colchón cómodo, configurar la temperatura adecuada para que el lugar de dormir se encuentre lo suficientemente fresco, controlar la luz y el sonido y guardar todos los aparatos electrónicos que representen una distracción.

«Llame a su proveedor de atención médica si la falta de sueño está interfiriendo con sus actividades diarias», concluye.