Estilo de vida

¿Por qué el arroz se convierte en azúcar en el cuerpo?

Esto dicen estudios publicados por la Universidad de Harvard.

Diversos estudios publicados por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, han indicado que el arroz blanco causa aumentos bruscos en los niveles de glucosa en la sangre, lo cual es un riesgo de diabetes. Los científicos descubrieron que quienes consumían cinco o más porciones de arroz blanco a la semana tenían 17 % más riesgo de diabetes que quienes consumían menos de una porción al mes.

Te puede interesar: ¿Qué tan bueno es hacer ejercicio en ayunas?

De acuerdo con las investigaciones, este proceso se da porque, mientras se refina el arroz, el producto , pierde nutrientes. “El alto índice glicémico que produce el consumo de arroz blanco probablemente es la consecuencia de la alteración en la estructura física y botánica de los granos de arroz durante el proceso de refinado, en el cual se le retira casi todo el salvado y parte del germen”, dijo Qi Sun, quien dirigió la investigación.

La otra consecuencia del proceso de refinado incluye la pérdida de fibra, vitaminas, magnesio y otros minerales, lignanos, fitoestrógenos y ácido fítico, muchos de los cuales podrían ser factores protectores contra el riesgo de diabetes”, añadió. “Desde el punto de vista de la salud pública, debería recomendarse el reemplazo de granos refinados como el arroz blanco por granos integrales, incluido el arroz integral para facilitar la prevención de la diabetes tipo 2″, acotaron.

Nutrientes esenciales que no pueden faltar

La buena alimentación es uno de los pilares fundamentales para la vida de las personas. Así lo ha hecho saber la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual se ha indicado ciertos nutrientes para apoyar la reproducción, salud óptima y crecimiento del ser humano. Estos nutrientes están agrupados en dos categorías: micronutrientes y macronutrientes. Los primeros son los que una persona necesita en cantidades mínimas; y los segundos los que se requieren en dosis más amplias. Según los expertos en la materia, se encuentran las vitaminas y los minerales. En el caso de los macronutrientes, se hace referencia al agua, la proteína, los carbohidratos y las grasas. Es importante consumir cada uno de ellos, porque el organismo en sí no los produce todos. Es indispensable tener en cuenta estas consideraciones para poder tener una vida saludable y durarera.

Comenzamos con las vitaminas, es importante para la prevención de algún tipo de cáncer, fortalecimiento de los dientes y huesos, una mayor absorción del calcio, el mantenimiento de la salud de la piel y la asistencia al organismo para metabolizar las proteínas y los carbohidratos. Asimismo, las vitaminas son cruciales para mantener la salud de la sangre y el funcionamiento óptimo del cerebro y el sistema nervioso.

Los minerales principales son el magnesio, calcio, fósforo, azufre, sodio, potasio y cloruro. Estos son los encargados de que una persona tenga la capacidad de balancear los niveles de agua. También para mantener una piel, cabello y uñas saludables y mejore la salud de sus huesos. Sumemos las proteínas que son esenciales en cada célula del cuerpo. Estas permiten asegurar el crecimiento y desarrollo de los músculos, huesos, cabello, piel y formar los anticuerpos. También hormonas y otras sustancias esenciales y servir como una fuente de energía para las células y tejidos cuando se necesita.