Trucos

Plátanos intactos, como nuevos; aplica estos consejos

A la hora de cocinar se presenta una amplia gama de opciones para la realización de platillos. Unos acompañan las comidas con bananos o plátanos, pero en algunas ocasiones pasan por momentos desagradables al ver el producto dañado. Como se sabe el plátano es una de las frutas que suele madurarse de manera rápida y por consiguiente suele dañarse.

En esta entrega le ensañaremos varios trucos para evitar que esto sucedo. Es una lástima que las personas hagan una inversión en la comida y que se dañe de buenas a primeras. La economía en varios países no está en su mejor momento, por lo cual cuidar el bolsillo es una tarea fundamental.

Lea también: ¿La vista le falla? Acá algunas señales de que sus ojos no están sanos

Comenzamos a darle a conocer lo que usted debe hacer con los plátanos:

  1. Cuélguelos: De manera inmediata cuando el plátano se extrae de su árbol comienza a madurarse porque liberar gas etileno. Sin embargo, la maduración se vuelve más lenta cuando cuelgas la fruta. Además, evitarás que los plátanos se estropeen en el fregadero o en el frutero. Si usas el ingenio puedes usar también como especie de un recipiente y bien acomodados no tendrán algún daño.
  2. Comprar plátanos o bananas verdes: a la hora de llegar al supermercado se coloca en disyuntiva de comprarlos amarillos o verdes. La primera opción casi siempre es la más apetecible, pero se recomiendan los verdes porque son más duraderos. Al comprar el plátano verde tiene más durabilidad en la cocina y lo puede comer en esa cocción o espera que pase al proceso de amarillo.
  3. Envolver el tallo en papel de plástico: recuerde que el plátano a cortarle del tallo bota etileno, eso lo podemos detener usando una bolsa plástica y colocándosela al plátano. Allí se evitará que el plátano se dañe fácilmente.
  4. Colocar los bananos en la nevera: a los mejor no es muy común ver esta fruta en la nevera. Muchos suelen dejarlas en algún lado de la cocina, por el tema de espacios. Lo recomendable sería guardarlos en el refrigerador para que ocurra lo mismo que pasa con otros frutos, la preservación.
  5. Congelar el producto: Otra forma de mantener buenas las bananas es congelarlas. Nuestro consejo es hacerlo cuando estén maduras. En realidad, no pongas toda la fruta allí, con piel y todo, pero asegúrate de al menos pelarla. También puedes cortar el plátano de forma preventiva. ¡Esto hará que sea mucho más fácil si deseas incorporar la fruta congelada en una receta en un momento posterior!
  6. Cajita para bananas: es muy necesaria para que puedas trasladar el producto de un lugar a otro. En ocasiones las personas suelen llevarse la comida a sus lugares de trabajos, pero presentan inconvenientes. Con el plátano en muchos casos lo hayan golpeados o rotos, debido a la travesía en la que se exponen para llegar a las empresas. Para que eso no ocurra se recomienda comprar una cajita o porta especial para llevar los plátanos a donde consideres necesario.