Películas

Pixar borró ‘Toy Story 2’, pero lograron recuperar la película

La posibilidad de que el trabajo realizado desaparezca parece abrumar a quienes se desenvuelven en esta área.

Para nadie es un secreto que las producciones cinematográficas requieren de mucho trabajo, además de los esfuerzos adicionales que deben hacer los directores y su equipo creativo.

Es por eso, que la posibilidad de que el trabajo realizado desaparezca parece abrumar a quienes se desenvuelven en esta área.

Justo eso fue lo que pasó con el largometraje animado ‘Toy Story 2’. Sí, la cinta que tanto ha gustado de generación en generación.

Esta película se constituye como la tercera producción de Pixar. Su trascendencia en el tiempo le ha permitido llenar de emociones a todo tipo de generaciones.

Son los mismos sentimientos que producen otros clásicos como Buscando a Nemo o Wall-E.

Lea también: Pixar llega con una nueva película que busca romper el tabú del período menstrual

En lo que respecta a la trama de la película, su creador, John Lasseter, en repetidas oportunidades entregó detalles del mensaje que lleva intrínseco el largometraje.

“Soy un gran coleccionista de juguetes y muchos de ellos son antigüedades, únicos o prototipos. Los juguetes se fabrican (…) para que un niño juegue con ellos”, dijo.

“Pero ¿cómo sería desde el punto de vista de un juguete ser coleccionado?”, añadió.
Aunque la historia parecía ser prometedora, por poco no cumple su objetivo, pues fue víctima de un accidente.

En su libro Creatividad, S. A.: cómo llevar la inspiración hasta el infinito y más allá, el cofundador de Pixar y expresidente de la compañía, Ed Catmull, confesó que la película fue borrada accidentalmente antes de su estreno.

En una ocasión, un animador, de quien no revela el nombre, realizó una limpieza rutinaria de archivos, pero lo que no sabía es que ahí se encontraba ‘Toy Story 2’.

Pero eso no fue lo único, la compañía no contaba con un respaldo, puesto que el sistema de copia de seguridad había estado fallando por semanas, así que no sirvió.

Como por arte de magia apareció Galyn Susman, directora técnica supervisora del filme. Para esos días se encontraba trabajando en casa y contaba con un programa que copiaba la base de datos diariamente.

Fue así como lograron recuperar más del 90% de la animación y edición que ya se encontraba lista. Acto seguido, se esmeraron para hacer de la película, el éxito que es hoy día.

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -