Trucos

Olvídate de la nevera manchada y fea, así puedes restaurarla

LA APARIENCIA EN LOS ESPACIOS

Si bien es cierto que la función de una nevera es enfriar nuestros productos, mantenerlos refrigerados, al igual que el agua para la hidratación diaria, también hay que decir que aunque no es un adorno, esta hace parte de uno de los espacios más importantes de la casa y por tanto integra la apariencia de la misma.

Por factores como los años de uso, el cuido que se le da, las condiciones del clima, entre otros, las neveras pueden verse muy viejas, con sus puertas manchadas, sin pintura u oxidadadas. Allí podrías tomar la decisión de cambiarla por una nueva, pero si ella todavía funciona a la perfección, hay una manera de restaurarla.

LA RESTAURACIÓN DE LA NEVERA

Lo primero que necesitarás es tiempo, disposición, creatividad y paciencia. Una vez tengas dichas cualidades, entonces pon a la mano alcohol, un trapo limpio, papel de cocina, papel tipo karft, sierra de calar, cinta de enmascarar, pistola para pintar y pintura del color que prefieras, preferiblemente de las que vienen en aceite en vez de las de agua.

El paso inicial es vaciarla por completo y desconectarla, luego límpiala plenamente con el trapo y alcohol, y cuando decimos plenamente nos referimos a que no dejes ningún espacio olvidado: bordes, ranuras, compartimientos… Cuando decimos todo, es todo.

1 2SIGUIENTE➜