Salud

No querrás volver a usar chanclas después de leer esto

Pese a su comodidad, no todos son beneficios cuando de chanclas se habla, por el contrario, este tipo de calzado tiene sus desventajas

Para estar en casa no hay nada más práctico que usar chanclas: este es el calzado más común para hacer las cosas del hogar, para ir por algo al mercado cercano a la residencia y en los días de verano se han convertido en una pieza indispensable para los paseos a la playa.

Sin embargo, no todos son beneficios cuando de chanclas se habla, por el contrario, este tipo de calzado tiene más contras que pros y si y si hasta hoy no los conocías aquí te explicamos algunos factores por los que no querrás volver a usar chanclas en tu vida.

Pero antes, hablemos de las especificaciones de este calzado: las chanclas están elaboradas en plástico y consisten en una suela y un fragmento de plástico, tela o cuero en el emplazamiento del empeine.

Echa un vistazo: ¿Cuánto es la cantidad mínima de ejercicio para mantener el cuerpo saludable?

Ahora sí, conoce las desventajas de usar chanclas y sus consecuencias en tus pies:

  • Virus y bacterias: el uso constante de chanclas expone al pie a contraer virus y bacterias debido a que se está prácticamente descubierto y desprotegido de cualquier agente contaminante.
  • Ampollas: usar este calzado de manera permanente puede generar la aparición de ampollas entre los dedos.
  • Cambio en la manera de caminar: las chanclas pueden alterar el modo de caminar de la persona cuando se usa de manera continua. Esto a raíz de que la persona tiende a apretar el pie para que el calzado no se le salga.
  • Dolor en dedos y talones: el dolor es una de las causas del uso continuo de esta zapatilla principalmente en dedos y talones debido a la poca amortiguación que tienen las chanclas puesto que la suela es en goma y no brinda la resistencia y estabilidad necesaria para soportar el peso del cuerpo.
  • Inconvenientes para caminar: el uso de calzado para actividades frecuentes puede generar inconvenientes al caminar, ya que no fuese mayor estabilidad y tienden a cansar mucho más que un zapato con mayor resistencia.

Recomendaciones para cuidar de tus pies

De acuerdo con la Asociación Médica Americana de Podología, el uso de chanclas puede convertirse en perjudicial para la salud porque provoca hongos, callos y hasta deformación en los dedos del pie.

  • Para saber si la zapatilla es de buena calidad doble suavemente la chancla de un extremo a otro, asegurándose de que se doble en la punta del pie. Los zapatos de cualquier tipo nunca deben doblarse por la mitad.
  • Algunas de las recomendaciones de esta organización es evitar el uso de chanclas para actividades como caminatas largas, trabajos en el jardín o practicar deportes porque la suela podría provocar torceduras de pie o de tobillo e incluso las zapatillas más resistentes de este tipo no ofrecen suficientes términos de absorción de impactos y soporte para el arco del pie.
  • Asegúrate de que tu pie no cuelgue del borde de la chancla, por el contrario, que la suela del calzado te cubra todo el pie.
  • Usa chanclas resistentes cuando camines alrededor de una piscina pública, en la playa, en habitaciones de hotel y en áreas de vestidores para evitar afecciones como el pie de atleta.
  • También recomiendan comprar chancletas hechas en cuero suave de alta calidad, ya que este material minimiza la posibilidad de ampollas y otros tipos de citación. Otra sugerencia es el cambio de chanclas antes de que lleguen a desgastarse por completo.