Estilo de vida

¡No la deseches! La piel de la cebolla puede aprovecharse

Es mucho más útil de lo que crees

Lo más común en la cocina es que las cáscaras o conchas de frutas y verduras, sean desechadas. Sin embargo, allí se está perdiendo una buena oportunidad de utilizarlas en pleno, pues muchas de ellas tienen un sinfín de beneficios, como por ejemplo, las de la cebolla redonda.

“Las cebollas son fuente de potasio mineral que contribuye al funcionamiento normal de los músculos y del sistema nervioso. También es fuente de vitamina C y esta contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. Hay que tener en cuenta que esta vitamina es termosensible, por lo que su aporte de vitaminas disminuiría si la cebolla se consumiese cocinada”; dice la Fundación Española de la Nutrición.

Científicos de la Universidad de Cranfield, en el Reino Unido, hicieron un estudio al respecto, cuyos resultados fueron publicado en la revista Plant Foods for Human Nutrition. Estos revelaron que la piel seca de la cebolla es rica en fibra, por lo que botarla no debería ser una opción.

Asimismo se dice que esa piel tiene propiedades fenólicas que hacen las veces de anticancerígenos y ayudan a mitigar el riesgo de sufrir enfermedades coronarias, que no son más que las afectaciones cardíacas derivadas de los daños en las arterias.

Las capas de la cebolla

Las capas restantes de la cebolla también tiene antioxidantes, que según MedlinePlus, «son sustancias naturales o fabricadas por el hombre que pueden prevenir o retrasar algunos tipos de daños a las células. Los antioxidantes se encuentran en muchos alimentos, incluyendo frutas y verduras. También se encuentran disponibles como suplementos dietéticos».

Así las cosas, se podría decir que los beneficios que aporta la piel de esta verdura, se resumen en lo siguiente; pero antes dejando claro que si se trata de una enfermedad cuyos signos de alarma sean muchos, los mejor es acudir a un especialista.

  • Sirve para tratar las infecciones del tracto urinario, preparando una infusión y tomar cuatro cucharadas durante el día.
  • Si la hierves y colocas el agua frente a tu cara a modo de vaporización, ayuda a descongestionar las cavidades nasales, lo que la hace un aliado perfecto para combatir un resfriado.
  • Alivia la bronquitis y para ello se debe hervir la piel, luego dejarla reposar y finalmente pasarla con una gasa por encima del pecho.
  • Fortalece el sistema inmunitario 
  • Mitiga los problemas cutáneos, haciendo una infusión y colocándola en la vaselina para luego rosarla con la piel.

Otro residuo de la cocina que no debes desechar

Es bien sabido que para hacer un pasta, cualquiera que sea su presentación, es necesario hervirla por unos minutos hasta que esté al dente; y la mayoría de las veces (por no decir que todas) la pasamos por un colador una vez esté lista, y el agua la desechamos.

Sin embargo, el almidón y todo aquello que desprenden las pastas cuando están hirviendo, hacen que el agua se convierta en un líquido rico en minerales; que puede servir dentro de la misma cocina, para tratamientos capilares, vitalizar las plantas y hasta para despercudir paredes.