Limpieza

No busques más y aprende aquí cómo limpiar el sofá de tu casa

Llegó el momento de hablar de la manera de cómo limpiar los sofás de las casas, teniendo en cuenta que es uno de los espacios más visitados. Que pena sería recibir una visita y que encuentren los cojines todos sucios, con malos olores y manchas. Acá eso quedará en el olvido porque te enseñaremos a como limpiarlos.

Sabemos que es muy común para quienes tienen animalitos en casa estar lidiando con esta situación. Al igual para quienes tienen niños con edades mínimas, debido a que se caracterizan por jugar de manera seguida. Las manos sucias quedan pintadas en los sillones y es peor cuando algún líquido dejan caer sobre los asientos.

Los sofás se fabrican de muchos materiales pero uno de los más comunes es la tela. Para mantenerlos en buen estado, es importante conocer en profundidad los detalles sobre su limpieza. Hoy te traemos las mejores técnicas para dejarlo como nuevo.

Lea también: ¿Conoces las varices? Acá te explicamos qué son y por qué salen

 Vinagre con bicarbonato: es una de las limpiezas más comunes que se suelen hacer y se realizan con los siguientes pasos
  1. Llena un recipiente con un litro de agua templada y añade un vaso de vinagre y una cucharadita de bicarbonato.
  2. Disuelve los productos y humedece un paño limpio con el líquido resultante.
  3. Usa este paño humedecido para limpiar el sofá de tela. Es importante que se haga en movimientos circulares, especialmente en las zonas más sucias o donde existan manchas.
  4. Tienes que asegurarte de pasar el paño por toda la tapicería para que la solución actúe.
Seguimos con más

Sal, es otro de los blanqueadores por excelencia y es muy natural. Es eficaz para eliminar las manchas de grasa. Sigue estos pasos para utilizarla correctamente:

  1. Exprime tres limones y añade un poco de sal. Mezcla la sal con el zumo de limón para que quede disuelta.
  2. Con un paño limpio, frota el líquido elaborado sobre la mancha. Deja que actúe hasta quitar las manchas y el resto de la suciedad.
  3. Retirá la solución con abundante agua y deja secar el sofá antes de volver a usarlo.

También contamos con el agua oxigenada: muchos piensan que su función es meramente clínica o para la estética, pero no es así. Para limpiar el sofá lo puedes usar así:

  1. Mezcla el agua oxigenada en agua para reducir su efervescencia.
  2. Con un paño limpio, aplica la solución por todo el sofá incidiendo en las zonas donde detectes más suciedad.
  3. Deja que actúe durante varios minutos y retira la solución con un paño humedecido con agua.

Y está la más tradicional, la que la mayoría sigue y se trata de la limpieza al seco: 

  1. Antes de nada, aspira la tela del sofá para quitar toda la suciedad visible (migas y otros residuos).
  2. Para limpiarlo, puedes usar productos mencionados con anterioridad como el bicarbonato o algún spray específico que genere espuma. La idea es aplicar el producto sin utilizar agua ni componentes húmedos.
  3. Aplica la solución sobre las manchas y utiliza un cepillo limpio para eliminar los residuos del producto. Si quedan restos, elimínalos con un paño seco.