Estilo de vidaSalud

Medicina antienvejecimiento: cuándo empezar a usarla

La medicina antienvejecimiento no es exclusiva para ancianos o enfermos.

La medicina antienvejecimiento no es una medicina para ancianos o personas enfermas (aunque también puedan beneficiarse de ella). Es una medicina de la salud y para la salud. Es una medicina encaminada a alargar nuestra vida en perfecto estado de salud, y prevenir las enfermedades que (erróneamente), asociamos a la edad, así lo explica la Clínica Doctor Rojo.

Los expertos dejan claro que envejecer no significa enfermar. Y puesto que la esperanza de vida cada vez es mayor, hay que alcanzar la madurez en el mejor estado físico y mental posible. “Y en eso, exactamente, consiste la Medicina Antienvejecimiento: en proveer al paciente de todas las herramientas posibles, para que el paso del tiempo consista en ganar años y ganar salud”, agregó la Clínica Doctor Rojo.

Constantemente solicitan asesoramiento en antienvejecimiento pacientes que, aun siendo todavía jóvenes, desean mantener ese estado de plenitud al alcanzar la edad madura y personas cuyo ritmo de vida estresante, física o intelectualmente, les produce un gran desgaste y precisan de consejo para mantenerse en plenas facultades (como deportistas de élite, profesionales con cargos de responsabilidad…), y así, mejorar su calidad de vida.

Te puede interesar: Conoce los beneficios de los carbohidratos para una dieta saludable

“Y en el caso de pacientes que acuden a nosotros con alguna enfermedad crónica ya establecida, los tratamientos de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad se orientarán no tanto a prevenir el envejecimiento, sino a ralentizar (y detener, cuando sea posible) el desarrollo de la enfermedad y, sobre todo, mejorar su calidad de vida”, explicó la clínica especializada.

¿Cuándo empezar a prevenir el envejecimiento?

Los expertos aseguran se dirige a personas que deseen cuidarse a partir de los 35 o 40 años. Aunque eso no impide que sea recomendable ponerse manos a la obra pasado ese umbral, es a esa edad cuando baja el ritmo de regeneración celular y se puede empezar a notar que el cuerpo o la cabeza no responden como antes. Todos estos síntomas pueden ser señal de que se está envejeciendo: Sobrepeso, estrés reiterado, pérdida de memoria, falta de energía, molestias digestivas, menor libido, dolores articulares, trastornos del sueño y pérdida de masa muscular, según Cuerpo Mente.

Por su parte, Clínica Doctor Rojo explica qué cuando se comienza el tratamiento se pueden llegar a hacer: estudio completo de genoma y exoma, estudio de acortamiento de telómeros y determinación del envejecimiento fisiológico, paneles farmacogenéticos de interacciones e incompatibilidades entre fármacos y/o suplementos, paneles específicos para prevención de cáncer, paneles de estado de detoxificación, paneles genéticos para obesidad y metabolismo, paneles genéticos de rendimiento deportivo y estudio de microbioma y disbiosis intestinal.

«Una vez elaborado el estudio diagnóstico de cada paciente, confeccionamos su tratamiento individualizado de medicina antienvejecimiento. Puesto que el envejecimiento es un proceso fisiológico en el que la genética interviene sólo en un 20%, y puede retrasarse mediante el control de los factores ambientales y epigenéticos (del ambiente que rodea a los genes), realizamos un diseño de tratamiento antiaging», agregó. La medicina antienvejecimiento investiga la forma de alcanzar una longevidad saludable a través de la prevención personalizada de las enfermedades de la edad.