Trucos

Los trucos imprescindibles para una piel sana

NO TE TOQUES LA CARA EN EXCESO

Similar al punto anterior, evita en la medida de lo posible manosear tu rostro, rascarlo o pasar la jornada laboral con una mano en el ratón y la otra posada sobre la mejilla.

También es importante la exfoliacia. Dedica unos minutos un par de veces por semana a exfoliar tu piel. Esto renovará su apariencia, eliminará células muertas y le devolverá la vitalidad.

UTILIZA MASCARILLAS

Una mascarilla destinada al cuidado profundo del rostro es un must al menos una vez a la semana. Matificantes, purificantes, hidratantes… las hay para todas las necesidades y, además, te permiten hacer cualquier otro tipo de actividad relajante: meditar, leer o unos estiramientos.

No abuses del calor extremo. Cuidado con el agua de la ducha o el grifo demasiado caliente, porque reseca e irrita tu rostro.

1 2 3SIGUIENTE➜