Estilo de vida

Los mejores zumos de frutas para adelgazar

Suelen ser ricos al gusto, a diferencia de otros mecanismos

Adelgazar suele ser el propósito principal de vida de muchas personas, tanto de hombres como mujeres y de jóvenes y adultos. En ocasiones y en aras de cumplirlo a la mayor brevedad posible, se recurre a intervenciones quirúrgicas, dietas o extensas e intensas rutinas de ejercicios.

Sin embargo, hay maneras un poco menos tediosas de hacerlo, que también pueden generar resultados positivos en cuanto a bajar de peso y reducir tallas se trata; como por ejemplo, la ingesta de ciertos jugos de frutas cuyos nutrientes ayudan a quemar la grasa dañina que está en el cuerpo; y como todo, se sustenta con disciplina.

«Un buen ritmo de pérdida de peso es de alrededor de 0,5kg por semana, lo que serian 2kg al mes y en unos 5 meses habrás logrado perder los 10kg. Así que no te plantees ‘seguir una dieta’, si no cambiar tus hábitos para siempre, de esta forma no solo conseguirás perder peso si no que además lograrás mantenerlo», dicen expertos del portal web Alimenta.com. 

Ahora bien, en cuanto a los zumos se recomienda utilizar, están el de piña porque es diurético y desintoxicante, el de limón porque al tomarse tibio y ligado con un vaso de agua diariamente, acelera la quema de grasa. También funcionan los zumos de manzana y pera, mezclados con unas semillas de chía para potenciarlo. Es importante tener en cuenta que no se debe añadir azúcar.

Otro dato para aplicar en casa: la comida salada

Tal vez por accidente, por desconocimiento o por descuido, a todos nos ha pasado que en una oportunidad el plato que preparamos nos queda demasiado salado; y eso hace que se pierda toda la magia o la intención inicial, pues en la mayoría de los casos el sabor cambia y cuando la sal se le colocó en exceso, consumir ese alimento puede ser perjudicial para la salud.

Infosalud.com dice que «un consumo excesivo puede aumentar demasiado la tensión arterial; y una tensión arterial muy alta puede contribuir a provocar infartos al corazón o cerebrales, e insuficiencia cardiaca»; es decir, todo puede convertirse en un efecto dominó cuyo fin son los daños en el organismo.

«Está claro que no necesitamos consumir cantidades elevadas de sal. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda en general el consumo medio de 5 gramos de sal al día», dice el experto Raúl Sanchón Rodríguez, citado por Europa Press.

Uno de los tips es pasar el alimento que ha quedado muy salado, por una sartén con agua, ya que eso liberará el fuerte contenido de este condimento y luego podrás consumirlo con tranquilidad.

Si se trata de salsas que han quedado pasadas de sal, se sugiere agregar una o dos cucharadas de nata. Si hablamos de carnes o pescado, agregar un poco de sumo limón o una rodaja de manzana verde, ayudará a balancear los sabores.

Otro uso que se le puede dar a la sartén con agua, es con el pan o las papas o patatas; pues colocando rodajas de un centímetro de grosor, estas absorberán lo salado y se volverán transparentes; solo cuando sea así significa que no hay rastro del exceso de sal.