ArgentinaColombiaMexicoMundoPerú

La maldición de ser el Hijo de Tom Hanks

La empatía debe ser lo más importante para entender a todos incluso los famosos.

Todos sabemos que la fama es un arma de doble filo y una responsabilidad muy importante. Ahora imaginar vivir por debajo de la sombra de un gran actor, como lo es Tom Hanks, debe ser impensable. Pero así vivió Chet Hanks, el hijo de Tom Hanks y de Rita Wilson.

Que recientemente en un vídeo de YouTube declaro sobre lo triste y difícil que es vivir siendo el hijo de alguien tan importante para todos y todas. El actor es conocido por su participación en películas de culta como “Forrest Gump” o “Salvar al soldado Ryan”.

Su hijo, Chet, que heredo los dones actorales y quiso seguir ese camino, define las famas como “la droga más poderosa del mundo”. Esto en un mundo lleno de influenciadores virtuales nunca pudo ser más cierto.

El joven actor lleva trabajando desde 2008 con papeles en Indiana Jones y el templo de la calavera de cristal, Larry Crowne: Nunca es tarde, Shameless, Empire o Your Honor.

“La verdadera validación solo puede venir desde dentro”, dijo recientemente en una entrevista. «Mi experiencia fue aún más complicada porque, además de que la fama ya era tóxica, ni siquiera era famoso. Solo era el hijo de alguien famoso, así que ni siquiera había hecho nada para merecer algún tipo de reconocimiento, y eso generó mucho desprecio».

Chet ha mostrado su aprecio por sus padres, pero entiende que la fama no le ha traído algo bueno para su salud mental y física, “como si no mereciera ser quien era ni tener ningún reconocimiento”, pero algo que lo afecto aún más, fue la ausencia de unas figuras paternas y maternas estables, la vida de un famoso es inestable y volátil, eso le quito la tranquilidad a un joven que tan solo estaba creciendo como un niño bajo la sombra de sus padres.

“No tenía un modelo masculino fuerte que me dijera, ‘hermano, estas personas simplemente están celosas de ti. Tienes todas estas cosas que ellos quieren, por lo que están tratando de arrojarte su sombra para que te sientas mal contigo mismo porque están celosos», continua. “Necesitaba escuchar eso. No tenía a nadie que me lo dijera. Este soy yo ahora diciéndole a la versión más joven de mí mismo lo que necesitaba escuchar entonces».

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -