Estilo de vida

Guía para tener una piel de apariencia más joven

Las personas compran cremas y lociones para las arrugas sin receta con la esperanza de que estos productos puedan reducir las arrugas.

Las personas compran cremas y lociones para las arrugas sin receta con la esperanza de que estos productos puedan reducir las arrugas y prevenir o revertir el daño causado por el sol. ¿Funcionan? Eso depende a menudo de los ingredientes de los productos y del tiempo que se usen. Debido a que estas cremas antiarrugas de venta libre no están clasificadas como medicamentos, no se requiere que se sometan a investigación científica para probar su efectividad. Si quieres un estiramiento facial en un frasco, probablemente no lo encontrarás en las cremas antiarrugas de venta libre. Los beneficios de estos productos suelen ser escasos.

Te puede interesar: Cuidado de la piel: 5 sugerencias para una piel sana

Tu tratamiento antiarrugas

Una crema antiarrugas puede disminuir el aspecto de tus arrugas, según la frecuencia con la que la uses, el tipo y la cantidad de ingrediente activo en la crema antiarrugas y el tipo de arrugas que desees tratar. Pero si deseas eliminar las conjeturas de tu régimen de cuidado de la piel, Mayo Clinic te presenta estas formas más confiables de mejorar y mantener la apariencia de tu piel:

  • Protege tu piel del sol. La exposición a la luz UV acelera el proceso natural de envejecimiento de la piel, que causa arrugas y piel áspera y enrojecida. De hecho, la exposición al sol es la razón número uno de los signos de envejecimiento en la piel, incluso la pigmentación desigual. Protege tu piel —y evita futuras arrugas— limitando el tiempo que pasas bajo el sol y siempre utiliza ropa de protección y un sombrero. Además, usa protector solar en la piel expuesta todo el año cuando estés al aire libre.
  • Elige productos con protector solar incorporado. Cuando selecciones productos para el cuidado de la piel, elige aquellos con un FPS de al menos 15 ya incorporado. La American Academy of Dermatology (Academia Estadounidense de Dermatología) recomienda un FPS de 30 o más. Además, utiliza productos de amplio espectro, lo que significa que bloquean los rayos UVA y UVB y que son resistentes al agua. Colócate abundante cantidad de protector solar y vuelve a aplicarlo cada dos horas o con más frecuencia si estás nadando o transpirando.
  • Usa cremas humectantes. Las cremas humectantes no pueden evitar las arrugas, pero pueden atrapar agua en la piel, lo que enmascara temporalmente las líneas y las arrugas delgadas.
  • No fumes. Fumar causa el estrechamiento de los vasos sanguíneos en las capas más externas de tu piel. También daña el colágeno y la elastina, fibras que dan a la piel su fuerza y elasticidad. Como resultado, la piel empieza a debilitarse y a arrugarse de forma prematura. Incluso si has fumado durante años o has fumado mucho, aún puedes mejorar el tono y la textura de la piel y evitar futuras arrugas si dejas de fumar.

«Un dermatólogo podrá ayudarte a elaborar un plan personalizado para el tratamiento de la piel al evaluar el estado y el tipo de piel que tienes y al recomendar los productos que tal vez sean efectivos. Si estás buscando resultados más drásticos, un dermatólogo puede recomendar tratamientos médicos para las arrugas, incluso cremas recetadas, inyecciones de toxina botulínica (Botox) o técnicas de rejuvenecimiento de la piel», concluye la entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.