Salud

Golpe de calor: qué hacer y cómo evitarlo

CUÍDATE DEL SOL

Llega y el verano y con el las altas temperaturas, los riesgos de sufrir un golpe de calor crece. Por ello, es importante reconocer los síntomas para poder actuar con rapidez y evitar consecuencias graves que incluso pueden ser fatales, en especial en los más pequeños y las personas mayores. Cuando el termómetro se sitúa por encima de los 35 a 40 grados centígrados, la termorregulación puede llegar a fallar y aparecen las consecuencias.

Por eso a la hora de disfrutar del mar, la playa, la brisa, el sol, o pasear, salir a trotar o cualquier otra actividad en la que te expongas de forma prolongada al sol, ten en cuenta estos consejos que te ayudarán a prevenir un golpe de calor y a saber qué hacer si se presenta.

SÍNTOMAS

Generalmente las altas temperatura hace que la temperatura corporal se eleve sin que el sistema de autorregulación pueda contrarrestarlo esto puede llegar a producir un peligroso golpe de calor. Ten en cuenta que si tu temperatura corporal está por encima de los 40 grados centígrados debes actuar con prontitud, lo más probable es que sea un golpe de calor.

Las anomalías térmicas más frecuentes son la sensación de sofoco y calor, mareos, fatiga, dolor de cabeza, alteración en la sudoración, sequedad y enrojecimiento de la piel, un aumento del ritmo cardiaco , desorientación, confusión mental, náuseas, calambres musculares y desmayos, si esto ocurre acude a urgencias.

1 2 3Página siguiente