Estilo de vida

Flacidez en los senos: aprende a prevenirla 

A veces es cuestión de genética y no de la edad

Por factores como la edad, el tamaño, la lactancia o el no uso de brasieres, las mujeres pueden experimentar flacidez en su senos, o lo que comúnmente es llamado como pechos caídos. Cuando se trata de mamas muy grandes, esa flacidez puede causar dolores en la espalda por causa del peso, y por ende incomodidad continúa.

Pero además de eso, en muchas mujeres causa problemas de autoestima ya que visualmente consideran que «no es estético» y que la ropa, en especial los escotes o vestidos de baño, no les luce de la misma forma; incluso hay testimonios de algunas femeninas que dicen que por el tener pechos caídos, su confianza en la intimidad con la pareja no es la misma. 

El Dr. Juan Martínez Gutiérrez explica en su página web, que «muchas mujeres tras pasar por diversas etapas de la vida o al llegar a cierta edad, observan con preocupación que sus senos están caídos y flácidos, recordando con cierta nostalgia el aspecto que solían lucir años atrás. El inexorable paso del tiempo, la herencia genética y momentos que implican grandes cambios físicos en la vida de una mujer como pueden ser el embarazo y la lactancia son los principales causantes». 

Las fuentes dicen que una vez los pechos han perdido elevación, hay pocas posibilidades de que con ejercicio o tratamiento puedan devolverlos a su sitio, pues la elasticidad natural se ha perdido. Sin embargo, la probabilidad de lograrlo no es nula, por lo que hay una luz al final del túnel antes de decidir llegar al punto de una intervención quirúrgica. 

«Es una cuestión que no viene determinada por la edad, sino que la genética lo es todo. Por tanto, mujeres de todas las edades pueden tener los pechos caídos. Ahora bien, se puede reafirmar senos sin cirugía, moderadamente, siguiendo una serie de hábitos que contribuirán al levantamiento de pecho», dice la Clínica de Menorca en su página web. 

Una de las estrategias es realizar ejercicios para pectorales y brazos con mancuerna, siendo constante pero sobre todo haciéndolo de la manera correcta, debes sentir la presión en el pecho (pero no de ahogo) mientras cumples la rutina.

Asimismo debes cuidar la postura del cuerpo tanto al sentarte como al caminar, pues la inclinación de la espalda es otro factor de la caída de las mamás. Además, ten en cuenta que de acuerdo con el tamaño de tus senos, no todos los sostenes te serán funcionales. Eso debes consultarlo con un especialista.

¿Cómo prevenir la flacidez de los senos? 

Lógicamente los signos de la edad y la genética no se pueden prevenir, pero hay ciertas cosas que sí dependen de la acción humana y que pueden ser efectivas al momento de evitar que los pechos caigan; como por ejemplo usar brasier.

En esta era en la que la naturalidad ha tomado mucha presencia en el mundo y las mujeres suelen ir -a veces- más despegadas de la aprobación social y los parámetros de belleza que se han mantenido durante años, muchas optan por estar en casa y salir a la calle sin sostén, ya que alegan que esa prenda de ropa interior les resulta incómoda. Pero deben saber que esa es una de las mayores tácticas para que las mamá no pierdan firmeza. 

Otro consejos son:

  • Usar protector solar.
  • Hidratar la zona. 
  • Tener una buena alimentación. 
  • Mantener una vida físicamente activa. 
  • Una buena postura siempre.