Salud

Estos son los riesgos que corres al comerte las uñas

UN MUY MAL HÁBITO

Son muchas las personas que en respuesta a diversas emociones como el miedo, los nervios o la ansiedad, asumen el mal hábito de comerse las uñas, algo que además de afectar a nivel estético, también tiene efectos secundarios adversos en la salud.

En algunos casos este problema se vuelve tan cuesta arriba, que es necesario la intervención de psicólogos o psiquiatras y hasta odontólogos u ortodoncistas, todo con el objeto de encontrar una solución que no solo sea pronta, sino también efectiva.

ONICOFAGIA: SU NOMBRE REAL

A este problema se le llama Onicofagia, el cual expertos definen como un «hábito compulsivo», que con el tiempo «puede provocar múltiples lesiones físicas tales como problemas en los dientes, deformación de la cutícula, formación de verrugas, infecciones, afectación por hongos o bacterias e incluso la elevación de los bordes laterales del dedo», según reseña el portal web Psicoadapta.com. 

Esta fuente dice que generalmente este problema se presenta en los niños y que «su aprendizaje comienza generalmente en la niñez por observación de otros realizando este hábito. Pasado el periodo de la niñez, y ya en la adolescencia, el morderse las uñas puede verse modificado por otro tipo de conductas tales como morder el bolígrafo, mover el pelo, fumar, etc».

1 2 3SIGUIENTE➜