Estilo de vida

Esto te ayudaría a tener seguridad para hacer ejercicio al aire libre

PROTÉGETE LA CABEZA, LAS MANOS, LOS PIES Y LAS OREJAS

Cuando hace frío, el flujo sanguíneo se concentra en el centro del cuerpo y deja la cabeza, las manos y los pies vulnerables a la congelación.

Usa un par de guantes finos interiores hechos de un material transpirable (como polipropileno) debajo de guantes o mitones más gruesos forrados con lana o vellón. Ponte los mitones o guantes antes de que se te enfríen las manos y luego, cuando te suden, quítate el par exterior.

NO OLVIDES EL EQUIPO DE SEGURIDAD Y EL PROTECTOR SOLAR

Si está oscuro cuando haces ejercicio al aire libre, usa ropa reflectante. Y si andas en bicicleta, es una buena idea tener tanto luces delanteras como traseras. Para mantenerte firme, elige calzado con suficiente tracción para evitar caídas, especialmente si hay hielo o nieve.

“Usa un casco al esquiar, hacer snowboard y andar en motos de nieve. Considera el uso de compresas térmicas químicas para calentar las manos o los pies, especialmente si tienes tendencia a tener los dedos de las manos y los pies fríos, o si padeces una afección como la enfermedad de Raynaud”, explica Mayo Clinic.

1 2 3