Limpieza

Entérate por qué debes poner un diente de ajo en el inodoro

Se trata de un elemento que sirve para muchas cosas

Limpiar el inodoro diariamente es una tarea que debería ser vital en cada casa, ya que allí es donde el cuerpo depone los desechos tanto líquidos como sólidos, y por ello puede acumular bacterias. Si esta pieza no tiene un buen aseo, se pueden generar infecciones en las zonas íntimas, y es por eso que las personas tienen tantos temores en cuanto al uso de los baños públicos.

Hay muchas maneras de mantenerlo muy limpio, pero hay un popular ‘remedio de la abuela’ que funciona tanto o más que los productos comerciales, y es nada más y nada menos que el ajo; que ya está dicho que nos sirve solo para la cocina, sino también para muchas otras tareas del hogar e incluso para tratar ciertas enfermedades.

Las propiedades antibacterianas que tiene este elemento, hacen que sea un potente desinfectante de distintas superficies, aunque debes tener un cuenta que tiene un olor peculiar, por lo que después de utilizarlo para limpiar, debes hacer uso de un segundo producto que nivele el aroma en el lugar.

El ajo en el inodoro

Ahora bien, el centro de este artículo es contarte lo que ocurre cuando colocas un diente de ajo en el inodoro, y sin más preámbulos, debes saber que lo que pasa es que este le quitará todo el sarro y la suciedad que suele acumularse en el conducto por donde fluye todo cuando bajas la palanca.

Lo que debes hacer es triturar un diente y echarlo en el inodoro, déjalo allí que actúe durante toda la noche, sin ningún tipo de añadidos. Al amanecer bajarás la palanca para dejar correr el agua y verás que no hay rastro de suciedad o algo visualmente desagradable. Si lo deseas, puedes potenciar el proceso con un detergente común y con eso darás el broche de oro al resultado con el olor de tu preferencia.

Propiedades del ajo

Hablando de manera general, el ajo es rico en propiedades que hacen que en todas las casas sea necesario tener una o varias cabezas con dientes, pues además de darle un sabor increíble a la comida, sirve para remedios naturales.

  • Es anticoagulante, por lo que previene la trombosis.
  • Es antifúngico, al reducir la necesidad de oxígeno de los hongos
  • Estimula la circulación sanguínea
  • Es antioxidante y ayuda a prevenir enfermedades degenerativas
  • Es antiviral, por lo que actúa contra la gripa
  • Reduce el colesterol malo, mitigando el ascenso
  • Como se dijo antes, es antibacteriano

Al consumirlo aporta: 

  • Energía: 149 Kcal
  • Grasa Total: 0 g
  • Carbohidratos: 33,1 gr
  • Colesterol: 0 mg
  • Sodio: 17 mg
  • Agua: 58,58 mg
  • Proteína: 6,36 g

Es de resaltar que… Se trata de un remedio natural e improvisado, descubierto en casa, por lo que ante una afectación de salud que pueda ser grave, se recomienda consultar con un médico experto en la materia. «No existen evidencias suficientes para determinar que el ajo proporciona beneficios terapéuticos en términos de reducción del riesgo de mortalidad y morbilidad cardiovascular en pacientes diagnosticados con hipertensión», dicen especialistas.