Salud

¿Dolor de espalda? Mira lo que puede estar pasando con tu columna

Las personas por temor o por desprevenidas dejan de asistir al médico cuando algún dolor los ataca. Sin embargo, hay otras que son muy disciplinadas con la salud y acuden de manera periódica a los especialistas cuando lo requieren. En los día a día es muy común sufrir de dolores de cabeza o de espalda, debido a problemas con la columna. Quien lo padece lo ve como algo normal por el trajinar en los que se encuentran inmersos en su cotidianidad.

Los expertos aconsejan ir a los especialistas al momento de sentir algún quebranto de salud por lo más mínimo que sea. Indican que acudir al médico es lo mejor porque algo no podría estar funcionando bien y  mientras se actúe con prontitud es más beneficioso.

El dolor de espalda, por ejemplo, que es más común en quienes trabajan a diario, tiende a asociarse con una mala postura o al oficio que se practica, bien sea por pasar mucho tiempo de pie o sentado, pero pocas veces se llega a pensar que se deba a una condición en particular, no hasta que el dolor se vuelva más fuerte.

La columna es una de las partes del cuerpo humano que necesita de especial atención. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, Medline Plus, la columna es muy delicada. Está compuesta de 26 huesos a los que se les conoce como vértebras, es susceptible de sufrir diferentes lesiones que pueden desmejorar la calidad de vida de las personas e inclusive significar serias consecuencias para su estado de salud.

Lea también: Te damos varias ideas para decorar un salón rectangular

Los daños que pueden ocurrir en la columna, lo que se le conoce como espalda, pero no es así, son una infección,  los tumores, los traumatismos y enfermedades como la escoliosis. También indican que la edad es un factor de riesgo para la columna.

¿Qué son los discos de la columna y qué los deteriora?

Es muy importante tener claridad en este tema. Los discos funcionan como pequeñas almohadas que suavizan el choque entre las vértebras de la columna, de tal manera que no produzcan dolor durante el movimiento. Debido a ciertos factores, los discos pueden perder esta capacidad, lo que puede conllevar otras consecuencias, como la rigidez en la movilidad.

De acuerdo con la organización, que comparte información para el cuidado de la salud, dicho síndrome se origina por un disco que no funciona correctamente. Esto se da bien sea por el desgaste de los años, componentes genéticos o por alguna lesión traumática – generalmente de baja gravedad-.

“El disco en sí no recibe suministro de sangre, por lo que si sufre una lesión, no puede repararla por sí mismo como lo hacen otros tejidos del cuerpo. Una lesión en el disco, que en otro caso sería insignificante, puede iniciar una cascada degenerativa por la cual el disco se desgasta”, añaden desde Spine Health.

Generalmente cuando existe un trastorno que deteriora al disco, la molestia o el dolor lumbar suele ser más fuerte. Se recomienda tener mucho cuidado.