Salud

Cuidado con la dieta: hay peligros reales de llevar una alimentación inadecuada

A la hora de hablar de dieta es necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones que vengan de la voz de un especialista en el tema. Existen muchos peligros a los que se exponen las personas a la hora de someterse a un régimen alimenticia. El objetivo para muchos es bajar de peso, pero lo hacen sin el conocimiento adecuado.

El Ministerio de Salud resalta que lo ideal es tener una alimentación saludable. Con ella se está portando la conservación o el restablecimiento de la salud. El aporte es tan grande que minimiza el riesgo de enfermedades y garantiza la reproducción y un desarrollo adecuado.

Expertos que han hablado para Hola y que así lo ha reseñado el medio de comunicación, resaltan que uno de los primeros peligros es el cansancio y la fatiga cuando no se come de la manera mejor adecuada. Pues, si no se consumen las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita, este no tiene los nutrientes para funcionar adecuadamente.

El segundo riesgo es padecer de insomnio, ya que si se consumen demasiadas grasas saturadas esto puede provocar “dificultad a la hora de conciliar el sueño”.  Existe un tercer riesgo o peligro y está relacionado con la inflamación, ya que es una reacción del cuerpo para protegerse de las lesiones, las enfermedades o la irritación de los tejidos.

Lea también: ¡Preste atención! Acá los cinco productos que no usa Penélope Cruz y luce impactante

También existe el sedentarismo que es otro factor al que se arriesgan las personas cuando se someten a la alimentación no pertinente. Acá se aumenta el riesgo de obesidad  enfermedades del corazón, incluyendo enfermedad coronaria e infarto; presión arterial alta; colesterol alto; accidente cerebrovascular; síndrome metabólico; diabetes tipo 2; ciertos tipos de cáncer, incluidos los de colon, seno y de útero; osteoporosis y caídas y aumento de sentimientos de depresión y ansiedad.

Pero todo no queda allí. Hay otros riesgos y están relacionados con la parte gástrica. Una mala alimentación provoca que no se procesen bien los alimentos y se puede llegar a padecer “ardor, acidez, diarreas o estreñimiento”, entre otras.

Alimentación saludable

Desde la Organización Mundial de la Salud indicaron que una dieta sana incluye lo siguiente:

  1. Comer legumbres, frutos secos, y cereales integrales (por ejemplo, maíz, mijo, avena, trigo o arroz moreno no procesados).
  2. Al menos 400 g (cinco porciones) de frutas y hortalizas al día, excepto papas, batatas, mandioca y otros tubérculos feculentos.
  3. Menos del 10 % de la ingesta calórica total de azúcares libres, que equivale a 50 gramos (unas 12 cucharaditas rasas) en el caso de una persona con un peso corporal saludable que consuma aproximadamente 2.000 calorías al día, sin pasar de ese límite para estar en el límite sano.

Recomiendan para obtener beneficios de salud adicionales lo ideal sería un consumo inferior al 5 % de la ingesta calórica total. Los azúcares libres son todos aquellos que los fabricantes, cocineros o consumidores añaden a los alimentos o las bebidas, así como los azúcares naturalmente presentes en la miel, los jarabes y los zumos y concentrados de frutas.