Estilo de vida

Cosas que no debes hacer en la peluquería

LLEGAR HECHA UN DESASTRE

Está bien que a la peluquería se va para volverte más bella de lo que ya eres, pero no por eso debes llegar hasta ahí como si tuvieses una semana o dos sin peinarte. Trata de ser prudente en ese aspecto, para que tu trayecto por el sitio sea siempre placentero.

La razón de esto es tener consideración con la peluquera y estilista que atenderá, pues si llegas al sitio con tu melena llena de nudos (aunque hay casos excepcionales) el trabajo para ella será engorroso por más que el o la cliente le vaya a pagar por ese servicio. Recuerda que es muy beneficioso crear un vínculo con tu peluquera o peluquero, para que la atención sea personalizada y cada vez más buena.