Limpieza

Consejos para lograr que tu perro deponga en un solo lugar

LA PARTE MENOS BONITA DE LA MASCOTA

Tener una mascota en casa puede ser la estrategia ideal para sentirse acompañado y tener un motivo de alegría al regresar a casa después del trabajo o las clases. Sin embargo hay ciertos aspectos de tener un perro, que pueden no ser tan bonitos o beneficiosos y que en algunos casos llegan a desesperar.

Una de esos aspectos «negativos» es que en medio de su inocencia y de la necesidad que tienen de jugar, los peluditos tienden a romper cosas que se consigue a la mano dentro de la casa, y eso te puede poner en apuros, sobre todo si se trata de algo importante.

LA PEOR PARTE: SUS NECESIDADES

La peor parte, sin temor a equivocarnos, tiene que ver con el hecho de que las mascotas, al igual que los seres humanos, también debes hacer sus necesidades como «pipí» y «popó», para poder mantenerse sanos y limpiar su sistema digestivo y su vejiga.

En los gatos resulta mucho más sencillo, porque estos -por el instinto de limpieza que los caracteriza- suelen acostumbrarse solitos a ir hasta su caja de arena y deponer tanto líquido como sólido. De hecho, cuando la caja ya está muy cargada, ellos mismo se ‘abren camino’ en la arena para hacer sus necesidades en un lugar limpio. En cambio los perros, si no se les enseña, son capaces de hacerlas en cuanto lugar les plazca, incluso en muebles y camas.

1 2SIGUIENTE➜