ColombiaMexicoMundo

Ana Bertha Lepe, una estrella que apagó su propio padre

La reina fue un éxito, pero su padre siempre fue su sombra, quien no descanso hasta destruirle la vida.

Ana Bertha Lepe Jiménez nacería un 12 de septiembre de 1933 en Tecalitlán jalisco, posteriormente debutaría como actriz en el cine en 1951.

Poco a poco su vida se sumergió en el mundo de la belleza llegando a ser la primera miss México de la historia.

Papel con el que quedo en la posición número cuatro en el certamen de miss universo, y es que la vida de esta chica parecía normal hasta ese momento.

Pero sin imaginarse lo que sucedería después cuando su padre sin mayor explicación asesino a su actual novio quien era el primer y mas grande amor de su vida.

A raíz de esta situación la actriz comenzó a tener diferentes conflictos personales.

Y es que a pesar de ser reconocida como una de las mujeres mas hermosas de esa época en México ella no lograba ser feliz.

Carrera artística de Ana Bertha Lepe Jiménez

Ana fue una gran actriz de la época de oro mexicana, participando en producciones reconocidas como ‘La nave de los monstruos’

Pero su padre nuevamente aparece en la historia dañando por completo su carrera al no querer que ella tuviera relación alguna con ningún hombre a menos que el mismo lo eligiera.

La actriz poco a poco fue olvidando la tristeza de perder a su primer amor y se comprometió con Agustín, el nuevo romance iba fluyendo de manera ideal.

Pero fue un 29 de mayo a las horas de la tarde que Agustín y el padre de Ana, Guillermo Lepa comenzaron una acalorada discusión.

La cual termino con una pelea donde el padre de la chica volvió a arremeter contra un hombre que se fijaba en su hija.

Sacando una pistola le propino 2 disparos causándole la muerte a su propio yerno frente a los ojos de su hija.

El hombre se entrego a las autoridades, quien fue capturado por el homicidio, Ana dejo su carrera artística para simplemente seguir actuando en un cabaret.

Allí conoció un nuevo amor con el que logro casarse y tener un hijo que posteriormente falleció y a raíz de esta situación ella se separa.

Ana se sumergió en un mundo de alcoholismo a raíz de su depresión y aunque salió de dicho mundo, ella falleció a los 79 años a raíz de una cirugía a la que se estaba sometiendo después de muchos infortunios en su vida sin poder cumplir ninguno de sus sueños.

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -