Salud

¿Conoces las varices? Acá te explicamos qué son y por qué salen

Los temas de la salud siguen siendo una constante en la cotidianidad de varias personas. Al principio muchos suelen verse algunas venas abultadas en las piernas (varices), pero por desconocimiento no saben que algo está pasando y que con el pasar de los días podría traer complicaciones en la salud.

Pesadez de piernas, dolor, picor, hinchazón de tobillos y manchas son algunos de los síntomas de las varices en las piernas. Según un estudio elaborado por el equipo de la Clínica Dermitek, en Bilbao, de los 1.500 casos de varices tratados con láser endovenoso en el 99,6% de los casos las varices no volvieron a aparecer.

Con el avance de la tecnología son muchas las técnicas que los especialistas en el tema realizan para que los pacientes dejen de padecer. En el pasado una operación de este tipo era muy dolorosa, ahora el procedimiento puede ser mucho más fácil de lo que se pensaba.

Aunque ya hemos mencionado varios de los síntomas de esta enfermedad, hay que tener en cuenta otros: los bultos que producen en la piel que nos resultan antiestéticos hasta el punto, en algunos casos, de evitar los pantalones cortos incluso en verano.

Lea también: Decora un jardín grande con poco dinero; con detalles te lo explicamos

Además, también está la posibilidad de que surjan otras complicaciones que afecten a la salud y que pueden darse en pacientes con insuficiencia venosa, porque los bultos en la piel son solo la punta del iceberg, es decir, el problema real no se ve, solo está al alcance del ecógrafo porque está dentro, en las venas.

¿En realidad cómo se forman las varices?

La función de las venas de las piernas es transportar la sangre sin oxígeno y con los desechos celulares al corazón para poder de nuevo ser oxigenada y purificada. Las venas de las piernas tienen dos circulaciones diferentes: el sistema venoso profundo, que discurre más profundo, por dentro de los músculos, y el sistema venoso superficial, que discurre por encima de los músculos.

El sistema venoso profundo transporta el 90% de la sangre desde las piernas hacia el corazón y, siendo el más importante, no suele ser el causante de las venas varicosas.

El sistema venoso superficial está compuesto por las venas safenas, causantes en más del 90% de los casos de la aparición de las venas varicosas que se ven como venas abultadas gruesas debajo de la piel.

¿Cómo se pueden tratar las varices?

Esta es una de las preguntas más frecuentes. Las medias de compresión pueden aliviar el dolor y las molestias porque facilitan el movimiento de la sangre estancada en las piernas hacia el corazón por la presión que ejercen, pero si se tiene sintomatología no se recomienda su utilización como alternativa al tratamiento definitivo.

Si con el paso del tiempo esto ya no funciona hay que recurrir a una termoablación endovenosa: esto es la eliminación de las varices por calor aplicado dentro de la vena. Se utilizan dos métodos para generar calor dentro de la vena: el láser endovenoso y la radiofrecuencia.

También existe el láser endovenoso, el cual consiste en la inserción de una fibra óptica de láser muy fina en la vena safena enferma. Una vez ubicada la fibra se selecciona la energía del láser que debe ser aplicada y se retira la fibra lentamente para que el calor selle las paredes de la vena definitivamente. Tanto la inserción como la extracción posterior de la fibra se visualizan mediante ecografía para llevar un control óptimo de todo el proceso.