Trucos

Conoce estos trucos para combatir el calor en las habitaciones

En ciertas épocas del año las temperaturas suelen ser mucho más intensas

Unas de las condiciones climatológicas con los que más tienen que luchar las personas a diario, son el calor y el frío. En algunas zonas del mundo las estaciones son cambiantes y se tienen ambos climas, pero hay otras partes en las que o solo hay una atmósfera templada o siempre es un ambiente muy caluroso.

Cualquier que sea el caso, entra en juego el dicho popular de que «todo en exceso es malo», pero son muchas más las personas las que consideran que el calor es mucho más engorroso que el frío; pues entran en juego otros factores como el calor, las erupciones de la piel y -cuando no hay cuidado- los malos olores.

Esta situación se agrava cuando se trata de espacios cerrados en donde no hay un sistema eléctrico de enfriamiento, como por ejemplo los aires acondicionados. Si se está en una habitación con un ventilador y una temperatura de 38°, la incomodidad puede ser bastante y el sudor también.

Por fortuna, esa contingencia calurosa ha llevado a las personas a descubrir y poner en práctica algunos trucos que ayudan a mitigar la sensación térmica y a mejorar la calidad de tiempo; pero para que eso sea posible deben entrar en juego la creatividad y la paciencia.

Un ventilador de cama sirve de mucha, este se logra con la ayuda de un sistema de ventilación que quede instalado cerca del lecho, de manera que pueda hacer que pueda filtrar aire por debajo de la sábana y brindar así la posibilidad de tener una noche cómodo y fresca.

Otra opción es un aire acondicionando improvisado, y para eso necesitarás un ventilador y dos botellas de plástico agujeradas; las cuales atarás a la estructura del abanico, pero antes las llenarás de hielo. Eso hará que la ventilación salga con un aire frío que arrope toda la habitación.

También puedes recurrir a una almohada helada, las cuales se consiguen en el mercado a módicos precios. Estas se pueden colocar en el refrigerador durante todo el día, para luego utilizarlas en las noches, a la hora de dormir y así combatir el calor.

El calor y sus efectos en la salud

La exposición constante al calor puede causar padecimientos de salud, como por ejemplo erupciones cutáneas, calambres, dolores musculares y demás. Existe algo llamado ‘golpe de calor’, el cual MedlinePlus define como «una enfermedad peligrosa para la vida en la cual la temperatura corporal puede subir por encima de los 106 °F en minutos (41 ºC). Los síntomas incluyen piel seca, pulso rápido y fuerte, mareos, nausea y confusión. Si ve alguno de estos signos, busque ayuda médica de inmediato».

También se da el ‘agotamiento por calor’, que es «una enfermedad que puede ocurrir después de varios días expuesto a altas temperaturas y sin suficientes líquidos. Los síntomas incluyen sudoración profusa, respiración rápida y pulso rápido y débil. Si no recibe tratamiento, puede preceder al golpe de calor