Limpieza

Conoce estas técnicas para evitar que el bote de basura huela mal

Generalmente están ubicados en la cocina y un olor pestilente resulta desagradable

Papel, polvo, cartón, desechos de comida, entre otras cosas, hacen todos los méritos para que un bote de basura comience a expender un mal olor que si se hace muy potente, podría abarcar toda la casa. Si esto no se trata podría lograr que la permanencia en el sitio no sea ni agradable ni cómoda, por lo que es necesario que se tomen cartas en el asunto.

Existen diversos trucos para subsanar esta situación, pero lo ideal es que trates que los desechos no permanezcan por tiempo prolongado dentro de la vivienda; sino que los saques hasta donde los recoge el camión, siempre respetando los días y horarios de la zona donde vives, para que haya contaminación ni olfativa ni visual.

Bicarbonato de sodio: este es el elemento rey de la limpieza, pues sirve para un montón de cosas en lo que a tareas del hogar respecta. Solo bastan con que esparzas un poco de este polvo dentro del bote y los olores serán neutralizados.

Agua con alcohol: esta mezcla ayudará con el olor pero también evitará que las moscas y los mosquitos lleguen al bote o bolsa para merodear los desechos. Aplícalo de la misma forma que el truco anterior.

Té verde: es otro de los insumos que tenemos al alcance de nuestra alacena y que nos sacan de apuros en muchos aspectos. Ejecutando esta técnica podrás además reciclar, ya que la misma bolsita que resta después de hacer una infusión, te sirve para usarla contra los olores.

Zumos cítricos: el hedor de los desperdicios podrás neutralizarlo con la ayuda de los zumos de frutas como el limón, la lima o la naranja; solo basta con exprimas cualquiera que escojas sobre los desechos y listo. Lo mismo ocurre con el cloro, solo que debes pensar que cuando sacas la basura a la calle para que el camión la recoja, hay muchos perros sin hogar que la merodean y podría intoxicarse.

Limpia el bote: después de haber sacado la basura del día, lava el bote con abundante agua y detergente, ya que allí podría acumularse residuos de los desechos y dar vía libre a la aparición de gusanos. Sin embargo, en caso de que tengas la mala suerte de tenerlos, puedes acabarlos con agua hirviendo.

Además del bote de basura, estos son lugares que no te puedes olvidar de limpiar en la casa: 

La barra de las cortinas: por su cercanía con el techo estas no reciben tanta ventilación que pueda restar naturalmente el nivel de polvo que acumulan. Es por ello que cada vez que puedas, acércate a ella y aséalas; si no alcanzas y no puedes montarte en una silla o escalera, utiliza un plumero o un escoba que te ayude a llegar a ese sitio.

Las ventanillas del aire acondicionado: estás también son potenciales acumuladoras de suciedad, la cual no solo es peligrosa porque se expande en el ambiente con la ventilación, sino que también mengua la operatividad del equipo, pues pueden hacer menos frío.

Debajo del sofá: existe un dicho popular que reza que «las personas limpian solo por donde pasa la suegra», haciendo referencia a que lo hacen únicamente por los lugares que son visibles; y es entonces cuando se les escapa zona como la parte baja del sofá o las camas.

Lee más sobre este artículo haciendo clik AQUÍ.