Salud

¿Comerse la placenta, puedo ser una buena idea?

Recientemente se conoció que Evaluna Montaner se comió la placenta tras el parto de índigo.

De acuerdo con Mayo Clinic, que es una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, «comer tu placenta después de dar a luz (placentofagia) puede ser perjudicial tanto para ti como para tu bebé». La placenta es un órgano intrincado que nutre al feto en crecimiento mediante el intercambio de nutrientes y oxígeno y la filtración de desechos a través del cordón umbilical. La preparación más común de la placenta (la creación de una cápsula) se realiza al vaporizar y deshidratar la placenta o al procesarla placenta cruda. También se sabe que algunas personas comen la placenta cruda, cocida o en batidos o extractos líquidos.

«Estas preparaciones no eliminan por completo las bacterias y virus infecciosos que podría contener la placenta. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron una advertencia en contra de tomar cápsulas de placenta debido a un caso en el cual un recién nacido presentó estreptococo del grupo B después de que la madre tomó píldoras de placenta que contenían estreptococo del grupo B y amamantó al bebé. Se cree que la leche materna estaba infectada por la bacteria estreptococo del grupo B que la madre contrajo al ingerir su placenta infectada. El estreptococo del grupo B puede causar enfermedades graves en los recién nacidos», explicó Mayo Clinic.

Aunque algunos afirman que la placentofagia puede prevenir la depresión posparto, reducir el sangrado postparto, mejorar el estado de ánimo, la energía y el suministro de leche, y proporcionar micronutrientes importantes (como el hierro) no hay pruebas de que comer la placenta aporte beneficios a la salud. La placentofagia puede ser perjudicial para ti y tu bebé. «Si lo que buscas son maneras de mejorar tu salud después del parto, habla con tu proveedor de atención médica sobre alternativas comprobadas», acotó la entidad.

Evaluna se comió la placenta tras el parto, lo confesó Camilo

Luego del nacimiento de Índigo, sus padres Evaluna Montaner y Camilo Echeverry han sido muy cuidadosos en revelar el rostro de la pequeña. En varias oportunidades han indicado que lo harán en su momento. Muchos han comentado que los padres famosos suelen tomar esa decisión por motivos de seguridad.

Hace poco Camilo estuvo como invitado en el programa La Resistencia, de Movistar+, donde reveló sorprendentes detalles del nacimiento de su primogénita. Ya se sabía que había llegado al mundo mediante técnicas caseras, es decir, por ayuda de una mujer en la casa de la pareja. Incluso, el cantante colombiano dejó ver fotos de él y su pareja en medio de una tina de agua en proceso se parto.

Ahora, la confesión que hizo dejó a muchos con la boca abierta. Pues resulta y acontece que Evaluna se comió la placenta luego del parto, así lo hizo saber Camilo en medio de la entrevista.  “A mi esposa le encapsularon la placenta y se la comió”, indicó Camilo al programa La Resistencia. Ante las declaraciones, los panelistas se mostraron sorprendidos y muy confundidos. Según Camilo, la mujer que les acompañó y ayudó en el parto de Índigo, les ofreció varias posibilidades, pero Montaner optó por ingerirla de esa forma. Otros métodos apuntan a que la placenta se dé en forma de batido o se cocine.