Estilo de vida

Cinco señales de que la relación sentimental está a punto de terminar

Algunas pueden ser muy evidentes, pero cuando hay negación, pasan desapercibidas

Cuando se está en una relación sentimental, la palabra -terminar- suele ser una de las más atemorizantes; pues significa el fin de esos ideales que se adquirieron como pareja; así como también el momento en el que todo lo vivido queda en un recuerdo y el inicio de una época en la que muy posiblemente la nostalgia, el extrañar y tal ver el llanto, sean los protagonistas.

Aunque hay algunos casos en los que ese fin puede ser de mutuo acuerdo, es cierto que la mayoría de las veces es una de las dos fichas la que toma la decisión; ya sea por que se acabó el amor, porque hay problemas que no tiene solución, una infidelidad o por diversas razones que hacen de la separación la única opción posible.

El portal web especializado Psicología y Mente, explica que «cuando el amor se acaba, la pareja se rompe, y la persona con la que habíamos compartido tantos momentos buenos se va de nuestra vida, las consecuencias de la adicción a sus caricias, a sus besos, a su sonrisa, etc.; son tan fuertes que nos pueden llegar a provocar graves conductas depresivas y obsesivas».

El duelo

«El duelo amoroso es un proceso que llega a ser más complicado que aquel que se enfrenta cuando fallece un ser querido; debido a que en el duelo de muerte, gracias al razonamiento, se da un proceso lineal al saber que una relación terminó; mientras que en la ruptura amorosa se da un proceso cíclico porque siempre existe la posibilidad de que se tenga nuevamente el contacto con la expareja. Ello puede detener el avance obtenido al buscar superar la relación y revive las emociones, tanto positivas como negativas, que hacen que se vuelva más difícil y doloroso”; explica la psicóloga Rozzana Sánchez Aragón, de la la Facultad de Psicología de la UNAM.

Sánchez Aragón agrega que «es diferente en el caso romántico porque aquí tenemos la posibilidad de volver a ver a la persona y encontrarla quizá con otra pareja; ello puede crear una situación difícil de superar, ya que uno siente que está seudoadaptándose a la vida y regresa a una parte de su vida que le provoca un dolor intenso”.

¿Cómo identificar que se podría terminar pronto?

Cuando hay una infidelidad de por medio o una situación irregular como la violencia dentro de la relación, el momento de terminar podría ser obvio y suele ser más rápida y fácil de aceptar. Pero cuando se trata de un proceso paulatino las cosas tienden a doler un poco más, ya que la pareja pasa semanas, meses e incluso años, tratando de tomar la valentía para dar por terminada la unión.

Algunos de los indicios son la pérdida de confianza, y con eso llegan las peleas, las incertidumbres y las inseguridades repletas de bajas de autoestima. Del mismo modo, cuando se pierde la complicidad entre uno y otro las cosas comienzan a ir mal, porque no hay momentos de compenetración, la intimidad puede ser más un desafío que un momento de placer y eso deriva en que se torne rutinario o aburrido el noviazgo o el matrimonio.

Otras señales de alarma son las siguientes: 

  • Se entra en un ambiente tóxico en el que las peleas y los celos son el pan de cada día.
  • Los planes de vida ya no son similares
  • Pese a saber que todo va mal, uno de los dos se niega a cambiar