Salud

¡Atento! Estos son los casos en los que el dolor de cuello debe preocupar

A vecen suelen pasar como si fueran achaques de rutina, pero pueden ir mucho más allá

Una mala posición al dormir, el estrés, el constante tiempo que puede pasar una persona sentada frente a un computador, una caja registradora o una taquilla; son factores que hacen aparezcan los dolores de cuello; pero en ocasiones las personas suelen dejar que se alivien solos con el tiempo, o tratan de sanado con una pastilla común de las que tienen en su alacena. 

Mayoclinic.org define el dolor de cuello como «una queja frecuente. Los músculos del cuello pueden distenderse por la mala postura, ya sea que te inclines sobre la computadora o te encorves sobre la mesa de trabajo. La artrosis también es una causa frecuente del dolor de cuello». 

Dice además que «en raras ocasiones, el dolor de cuello puede ser un síntoma de un problema más grave», pero que se debe buscar «atención médica si el dolor de cuello está acompañado por entumecimiento o pérdida de fuerza en los brazos o en las manos, o si tienes un dolor punzante en el hombro o debajo del brazo, o si se extiende a las piernas y es por tiempo prolongado. 

Esta misma fuente enumera las causas de la siguiente manera:

Tensiones musculares. La sobrecarga, como permanecer muchas horas encorvado en frente de la computadora o el teléfono inteligente, por lo general causa tensiones musculares. Incluso las cosas mínimas, como leer un libro en la cama o apretar los dientes, pueden causar tensión en los músculos del cuello.

Articulaciones desgastadas. Al igual que las demás articulaciones en el cuerpo, las articulaciones del cuello tienden a desgastarse con la edad. La artrosis hace que las protecciones (cartílago) entre los huesos (vértebras) se deterioren. De esta manera, el cuerpo forma osteofitos que afectan el movimiento de las articulaciones y causan dolor.

Pinzamiento del nervio. Las hernias de disco o los osteofitos en las vértebras del cuello pueden presionar los nervios que se expanden desde la médula espinal.

Lesiones. Las colisiones automovilísticas en la parte posterior a menudo provocan una hiperextensión cervical, que ocurre cuando la cabeza se sacude hacia atrás y hacia delante, y distiende los tejidos blandos del cuello.

Enfermedades. Ciertas enfermedades, como la artritis reumatoide, la meningitis o el cáncer, pueden causar dolor de cuello.

En desarrollo…