Hazlo tu mismo

Así puedes eliminar los vellos de tu cuerpo sin utilizar cera

Lidiar con los vellos corporales puede ser un tanto engorroso, en especial por temas de estética. Hace unos 20 años atrás eran solo las mujeres las que se preocupaban por esto, pero con el pasar de los años, la vanidad y el interés por verse bien, también son dos características que han adquirido muchos hombres.

Toda la piel está llena de vellos y ellos tienen una función y una razón de ser, es decir, no son malos aunque muchas veces no gusten. Por ejemplo, aquellos que salen en las axilas, sobre los labios, las piernas y el ombligo, suelen ser los más molestosos, por que son los que más se ven.

En ese propósito de limpiarlos, lo más común es que recurramos a expertos en depilación con cera o con láser, lo cual puede generar irritación en la piel ya sea por los químicos o por la exposición a las emisiones que salen de las máquinas utilizadas (en el caso del láser).

En este artículo te contaremos cómo puedes eliminar tus vellos (de manera temporal), con elementos naturales que tienes generalmente en tu casa, o que puedes adquirir en cualquier supermercado o tienda de barrio. Pero ojo, antes de cualquier intento consulta con un dermatólogo si el producto, por más natural que sea, será compatible con tu tipo de piel. 

Tips para eliminar los vellos de manera natural 

Después de consultar con el especialista, haz una prueba de alergia en una pequeña parte del cuerpo con cualquiera de los tips que te contamos a continuación, y así -tras esperar media hora- verás si tu tejido experimenta una reacción adversa o no; y después de todas las alternativas aplica tu crema hidratante de siempre.

  • Mezclar bicarbonato en un tarro con agua hirviendo: revuelve bien y deja enfriar, luego toma un algodón y espárcelo por la zona que deseas depilar. Se recomienda hacerlo en la noche, puedes debes vendar el área y esperar de 6 a 8 horas que actúe, para luego enjuagar.
  • Limón y azúcar: calienta en una olla los dos ingredientes y espera a fuego lento, a que el azúcar se disuelva por completo. Cuando hierva, la apagas, y el color debe ser igual al de la miel. Una vez esté tibia, colócala en el área deseada con un pincel o paleta y cuando seque retírala con un tirón hacia al lado opuesto al que crece con los vellos.
  • Pimienta blanca y alcanfor: (ten en cuenta que esto puede arder, así que si vez una reacción alarmante, retírala inmediatamente). Tritura la pimienta hasta volverla polvo y mézclala con el alcanfor. Añade aceite de almendras o de coco y aplícalo, déjalo actuar por 15 minutos y retíralo.