Limpieza

Así podrás limpiar los metales de la manera correcta

LAS PRENDAS

Las prendas, ya sea de oro o de plata, a pesar de la gran calidad que puede caracterizarlas, tienden a cambiar su color con el paso de los años, y en ocasiones esto se debe al PH se la piel de la persona que la porta, ya que si este es muy fuerte puede mancharlas.

Si se trata del oro, este se puede limpiar con un poco de agua tibia y jabón neutro. Solo bastará con que hagas una mezcla y la dejes en un recipiente para remojar ahí la pieza de desean higienizar, por un tiempo máximo de cinco minutos. Si la prenda está muy sucia puedes utilizar un cepillo de dientes y frotarlo con movimientos circulares, luego retira el agua y seca con un paño seco y limpio.

OTRA OPCIÓN: BICARBONATO Y PAPEL ALUMINIO

También puedes utilizar un recipiente de vidrio o cerámica y cúbrelo con papel aluminio para luego poner encima las prensas que quieres limpiar y bañarla con bicarbonato y agua hirviendo. Esto lo dejarás reposando por cinco minutos y frotarás con un cepillo de dientes. Finalmente enjuagarás con agua fría y secarás con papel.

El limón es otro aliado en este caso, ya que puedes hacer una pasta con un poco de zumo y sal y con eso limpiar las prendas tanto de oro como de plata. En este caso deberás frotar con suavidad hasta eliminar toda la suciedad y luego enjuagar con abundante agua.

1 2Página siguiente