Estilo de vida

Así debe ser la alimentación en un niño; los expertos hablan

Cuando se habla de alimentación es necesario tener en cuenta las recomendaciones que dan los expertos en el tema. Pues, según sus conocimientos, no todo lo que se come es saludable y por eso es fundamental enseñarle a los niños la manera en que se debe comer. Una alimentación rica en frutas, verduras, carnes y otros productos es lo esencial para que los pequeños crezcan sanos y fuertes.

Pero al parecer, en muchos países esta línea es muy desconocida. La obesidad infantil es una de las principales epidemias en la actualidad. Solamente en el caso de España, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sobrepeso afecta a más del 40% de los niños.

Los estudios en ese país han revelado que los niños  con sobrepeso tienden a seguir siendo obesos en la edad adulta y tienen más probabilidad de sufrir enfermedades del corazón o diabetes. Esta situación se replica en muchos países de América, donde la cultura de una buena alimentación no está en firme.

Para abordar este tema, se ha tomado como referencia las apreciaciones de la doctora  Cristina Alfaro Iznaola. Ella es pediatra, endocrinólogo pediátrico del Hospital Universitario Rey Juan Carlos. La especialista indica que está totalmente de acuerdo con la frase que existe «somos lo que comemos».

Lea también: Usa tu imaginación y decora huevos de pascua de esta manera

«Desde el mismo momento de nuestra concepción y, por este motivo, es de vital importancia que enseñemos a los más pequeños cómo debe ser una alimentación y, en general, una vida equilibrada. Esto les ayudará a conseguir los nutrientes necesarios para su desarrollo día a día y sentará las bases para que, cuando sean adultos independientes, continúen con la tarea de cuidar su organismo y disminuyan el riesgo de enfermedades asociadas a una nutrición inadecuada», indica la especialista.

¿CÓMO CONSEGUIR QUE LOS NIÑOS COMAN BIEN?

Esta es una de las interrogantes que muchos hacen y la experta le da una respuesta. Recomienda usar el truco llamado «El plato de Harvard», el cual consiste en preparar un plato basado de la siguiente manera: 50% frutas y verduras enteras, 25% proteínas y 25% hidratos de carbono.

«Siguiendo este modelo es fácil que cubramos todas las necesidades alimentarias de los más pequeños pero recordemos que es imposible que coman “de todo”. Nosotros los adultos tampoco comemos de todo porque no todos los alimentos nos gustan por igual. Podemos ayudarnos de preparaciones en las que dichos alimentos estén “camuflados”; por ejemplo, en los malos comedores de verduras y pescado ayuda mucho a preparar albóndigas o hamburguesas caseras y salsas ricas en verduras. Hoy en día hay muchas recetas que pueden ayudarnos en esta tarea», explica la especialista.

También resalta Lo ideal es que los niños hagan entre cuatro y cinco comidas al día. Normalmente suelen ser desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

Para el desayuno: una pieza de fruta, preferiblemente entera y no en zumo, cereales integrales (tostada de pan integral con tomate rallado, aguacate y aceite de oliva) y un producto lácteo (leche, yogur o queso fresco).

En las comidas y las cenas: se recomienda el plato de Harvard.

En cuanto al almuerzo y la merienda, lo mejor es optar por una pieza de fruta o una pulga integral con tomate y atún o lechuga y queso fresco. Algún día podemos introducir alguna pieza de bollería casera con azúcar en forma de dátiles o plátanos maduros.