Hazlo tu mismo

Aprende a preparar remedios caseros con aceite de almendras para la piel

Los aceites de origen vegetal como el aceite de almendras tienen propiedades y nutrientes utilizados en tratamientos naturales para el rostro y cuerpo.

Después de cierta edad pueda que hayas incluido en tu rutina diaria un ritual para mantener tu piel y rostro hidratados, pues es esencial cuidar de nuestro cuerpo por dentro y por fuera. Pero, como estos tratamientos y cremas son costosas, hay varios remedios caseros de bajo costo y sumamente positivos que ayudan a hidratar la piel y mantener su lozanía. En este artículo te contamos algunos tratamientos caseros que puedes hacer con aceite de almendras.

Y es que los aceites de origen vegetal tienen grandes propiedades y nutrientes que son muy utilizados en tratamientos naturales destinados al rostro y al cuerpo, y en general a la salud cosmética. Uno de esos aceites es el de almendras, que posee interesantes ingredientes que son especiales para atender algunos tratamientos de la piel.

Lo primero que debes conocer son las propiedades del aceite de almendras, este óleo es rico en vitaminas A, B y E, también en proteínas, sales minerales y ácidos grasos que lo convierten en un aliado para la hidratación de la piel y también como alternativa para dar brillo y proteger el cabello. Son varios los beneficios del aceite de almendras, entre esos prevenir la aparición de estrías, gran aliado desmaquillante, fortalecedor de pestañas, atenúa las arrugas, ayuda a combatir las ojeras y es fuente antioxidante, entre otros. Lo mejor que este óleo es muy fácil de conseguir y no necesitarás invertir grandes cantidades de dinero para aprovechar todos sus beneficios.

Echa un vistazo: ¿Quieres estar en forma? Estos consejos te ayudarían a mantenerte motivado

En este artículo te dejamos remedios caseros para que saques el máximo provecho del aceite de almendras para hidratar tu piel y mejorar su experiencia.

Remedios caseros con aceite de almendras

Loción para tratar psoriasis y eczemas: Uno de los usos del aceite de almendras es para tratar enfermedades como la psoriasis, eczemas o dermatitis, y se convierte en una gran ayuda para las personas que sufren de alguno de estos padecimientos. Para ellos, pueden combinar el óleo de almendras con gel de aloe vera y así tendrás una excelente loción antiinflamatoria y calmante que ayuda a regeneración cutánea y a la cicatrización ante posibles heridas. Para esto, necesitas media taza de aceite de almendras (90 g), media taza de gel de aloe vera (80 g) y 15 gotas de aceite esencial de árbol de té, mezcla los ingredientes hasta que consigas una sustancia cremosa y vierte el contenido en un frasco oscuro y listo, puedes aplicar dos o tres veces al día en las áreas afectadas.

Loción desmaquillante: Como habíamos dicho, el aceite de almendras también es aliado para los tratamientos faciales y en este caso te presentamos un remedio casero desmaquillante, para que hidrates tu rostro al tiempo que lo cuidas. Lo que necesitas es una cucharadita de aceite de almendras (7 g) y, de manera opcional, una gota de aceite esencial de lavanda, si tienes estos dos ingredientes los puedes mezclar. Lo siguientes es que apliques el aceite en todo el rostro, ya sea solo o combinado, y luego humedece una toalla con agua caliente y pásala por tu rostro masajeando la piel de manera sutil, sobretodo en las áreas con más maquillaje. Una ves finalices la limpieza, notarás como tu piel queda no solo limpia, sino también hidratada y luminosa.

Perfecto para combatir las estrías

Loción anti-estrías: Otro remedio casero que puedes preparar con el aceite de almendras es una loción anti-estrías para las mujeres embarazadas, ya que sabemos que durante este proceso natural la piel tiende a estirarse, por lo que con esta loción podrás evitar las estrías y disminuir las existentes. Lo que necesitas es tres cuartos de taza de aceite de almendras (135 g) y un cuarto de taza de aceite de rosa mosqueta (45 g), una vez tengas estos ingredientes los mezclas muy bien y aseguras la preparación en un frasco hermético, para su aplicación se recomienda hacerlo luego de ducharse y preferiblemente con agua caliente para que los poros se abran y la piel absorba mejor esta loción. Deja actuar por unos minutos, hasta que se seque en tu piel el óleo y luego retira el exceso con una toalla, notarás inmediatamente que tu piel se verá hidratada y lozana.