Limpieza

Aprende a limpiar algunos electrodomésticos con vinagre

Es necesario tanto por estética como por salud

Los electrodomésticos, sobre todo cuando son blancos, tienden a mancharse muy rápido y a tornarse amarillentos. Ya sea por el tiempo, el polvo, o en el caso de los que están en la cocina, a veces los tocamos con las manos untadas de condimentos y demás elementos.

Eso suele convertirse en un problema tanto por cuestiones estéticas ya que puede afectar como se aprecian visualmente los espacios, como por salud, pues cuando un electrodoméstico está sucio, este tendrá bacterias y al tocarlos se transmitirán a los habitantes de la casa.

Frente a este problema doméstico, uno de los mejores aliados es el vinagre blanco, ya que sus compuestos tienen la capacidad de desmanchar y purificar superficies (aunque ojo, no todas), además de los maravillosos usos que tiene cuando se emplea dentro de preparaciones alimenticias.

El Ministerio de Agricultura y Pesca de España, dice que el vinagre «se viene usando desde antiguo, tanto en la cocina como en la industria alimentaria, como excelente conservante ya que impide la proliferación de microorganismos, aumentando así la vida útil del alimento. En la elaboración del vinagre se suceden dos fermentaciones: alcohólica y acética».

La fuente cuenta además que «el origen del vinagre es una de esas afortunadas casualidades que nunca vienen
indicadas en ningún documento histórico. Lo más probable es que su descubrimiento ocurriera hace unos diez mil años, coincidiendo con la llegada del vino, ya que el vinagre es el siguiente paso natural tras la fermentación alcohólica de éste. Durante los siglos anteriores a la perfecta producción del vino, gran parte de éste se convertía
inevitablemente en vinagre».

¿Cómo limpiar electrodomésticos con vinagre?

El vinagre tiene un PH ácido, lo que lo hace efectivo contra las bacterias, pero no contra los virus y hongos. Sabiendo eso, se puede tener en cuenta que es efectivo para desmanchar neveras, cocinas, microondas, bases de licuadoras, tostadoras y utensilios.

Algunas personas lo aplican de manera directa, rociándolo sobre la superficie que se desea blanquear, mientras otra optan por diluirlo en agua o mezclarlo con un poco de bicarbonato y limón. Cualquiera que sea el caso, se debe dejar actuar durante más de dos horas aproximadamente, para que el resultado pueda cumplir los expectativas.

Por otro lado, también hay testimonios de quienes utilizan el vinagre para matar las bacterias de los zapatos y así eliminar los malos olores que suelen ser desagradables tanto para quien lo posee como para quienes le rodean.

Lo que hace positivo el uso de este producto en términos de limpieza, es que no es invasivo porque es natural, sin añadidos ni químicos; razón por la cual no produce ningún tipo de alergia y esto a su vez hace que pueda ser utilizado por todo el mundo.

Asimismo se sabe que sirve para limpiar inodoros, eliminar el sarro, lograr el efecto desengrasante, poner a relucir griferías y hasta en los pisos. Lo que no se debe limpiar con vinagre son las siguientes superficies: ollas y sartenes de hierro, pisos de madera, superficies de piedra, la pantalla de los electrodomésticos.